Chacón, a su llegada al Comité del PSOE: "Ahora han de hablar los militantes"

  • El Comité Federal del PSOE convoca este sábado su 38 Congreso.
  • En el seno del partido muchos están convencidos de que surgirán nuevos candidatos para suceder a Zapatero aparte de Rubalcaba y Chacón.
  • Tras la derrota del 20-N, las federaciones no quieren dar un 'cheque en blanco' al próximo líder, sino participar en la reconstrucción del partido.
  • El presidente del partido, Manuel Chaves, y el secretario de Organización, Marcelino Iglesias garantizan la neutralidad e igualdad de condiciones para los candidatos.
El vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba y la ministra de Defensa, Carme Chacón, durante la reunión del Comité Federal del PSOE.
El vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba y la ministra de Defensa, Carme Chacón, durante la reunión del Comité Federal del PSOE.
EMILIO NARANJO / EFE

El Comité Federal del PSOE, máximo órgano del partido entre Congresos, convoca este sábado el 38 Congreso Federal del PSOE, que se celebrará a principios de febrero y del que saldrá un nuevo secretario general del partido en sustitución de José Luis Rodríguez Zapatero. Aunque por el momento nadie ha dado el paso, la mayoría de dirigentes y cuadros están convencidos de que habrá más de un candidato a la sucesión.

Este sábado todos los ojos están puestos en el que ha sido candidato el 20-N, Alfredo Pérez Rubalcaba, y en la ministra de Defensa, Carme Chacón, pero, aunque la mayoría de los consultados están convencidos de que ambos darán el paso, diversas fuentes coinciden en que es improbable que ninguno de ellos desvele sus planes en el Comité Federal.

Rubalcaba ha recibido mensajes de apoyo y elogios por su campaña electoral de muchos compañeros de partido, pero no tomará una decisión hasta después del Comité; Chacón, según fuentes de su entorno, sigue reflexionando: "Es tiempo de hacer juntos una reflexión profunda. Es tiempo de responsabilidad, y es tiempo de unidad", declaró el pasado lunes a su llegada a la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE.

Este sábado, Chacón no ha querido desvelar a su llegada a la sede federal del PSOE si será candidata a la Secretaría General del PSOE y se ha limitado a asegurar que su partido sabrá "hacerlo bien": "Los ciudadanos ya han hablado. Ahora quienes han de hablar son los militantes", ha señalado Chacón. Según ella, el PSOE va a demostrar que es un partido "responsable, con vocación mayoritaria" y, por ello, va a "salir adelante haciendo un ejemplar ejercicio democrático" tras el que saldrá "más unido".

Así, no está previsto que Chacón pida la palabra para intervenir en el Comité Federal (los miembros de la Ejecutiva no suelen hacerlo); Rubalcaba sí lo hará, pero en su condición de candidato el pasado 20-N, después de que hable Zapatero.

En el Comité Federal suelen intervenir todos los secretarios generales regionales del PSOE, y así lo harán este sábado para analizar el resultado electoral y avalar la celebración de un Congreso, pero no es previsible que se decanten formalmente por ningún candidato a la Secretaría General antes de que estos den un paso adelante.

Según diversas fuentes consultadas, es muy posible que los secretarios generales reconozcan la labor de Rubalcaba en la campaña, y como mucho su derecho a aspirar al liderazgo del partido, pero nada más, antes de conocer sus planes.

15% de los avales

El Comité Federal del PSOE aprobará, presumiblemente, una propuesta para que los precandidatos que quieran optar a la Secretaría General del partido en el congreso de febrero tengan que contar con el 15% de los avales de este órgano, según han confirmado fuentes de la dirección.

Los que quieran optar tendrán que disponer al menos del 15% de los avales del Comité Federal para ser designados precandidatos, y del 20%de los delegados del congreso federal para confirmar su candidatura.

Por el momento nadie se ha postulado, aunque suenan con fuerza los nombres del candidato en las elecciones, Alfredo Pérez Rubalcaba, y de la ministra en funciones de Defensa, Carme Chacón. Ambos podrían esperar a la reunión del lunes de la Ejecutiva Federal para comunicar sus intenciones, si es que finalmente deciden dar un paso al frente.

No habrá 'cheques en blanco'

Tras la derrota del 20-N, ninguno de los líderes territoriales socialistas está en condiciones de marcar el camino y, además, las federaciones no quieren dar un 'cheque en blanco' al próximo líder, sino participar en la reconstrucción del partido.

Pero además, en el seno del PSOE son muchos los que están convencidos de que surgirán nuevos candidatos aparte de Rubalcaba y Chacón, con el único condicionante de que sean diputados o, al menos, parlamentarios. Ahí entrarían nombres como el del diputado Eduardo Madina, aunque se ha descartado a sí mismo varias veces, o el alcalde de Toledo y senador Emiliano García-Page.

El extremeño Guillermo Fernández Vara ha opinado este viernes que no ve motivos para que no surjan nuevos candidatos. Sin embargo, otros dirigentes territoriales, aun partidarios de una renovación total que no podrían aportar ni Rubalcaba ni Chacón (ambos han estado en las Ejecutivas y en los gobiernos de Zapatero) se inclinan por un liderazgo de Rubalcaba que integre a generaciones más jóvenes.

Por su parte, el secretario general del PSM, Tomás Gómez, ha asegurado que hará todo lo que esté en su mano para que haya más de un candidato y ha apostado por que lo haga Chacón pero no ha precisado si él daría el paso en caso de que la ministra no lo haga.

Así las cosas, la que ha sido jefa de campaña de Rubalcaba en las elecciones, Elena Valenciano, ha opinado esta mañana que el próximo Congreso "debe ser tan abierto y democrático como el que aupó a Zapatero a la Secretaría General".

El presidente del partido, Manuel Chaves, y el secretario de Organización, Marcelino Iglesias, que han elogiado a Rubalcaba, han garantizado neutralidad e igualdad de condiciones para los candidatos que se presenten.

El líder de la mayor federación socialista, el andaluz José Antonio Griñán, espera también un congreso "abierto", que sea un "revulsivo" y que de él salga un liderazgo fuerte, con un proyecto "intergeneracional y paritario".

Habrá "mucha presión" de las bases

Entre tanto, han surgido varios grupos de militantes de base que reclaman una elección más democrática de la próxima dirección, incluso por votación directa del secretario general entre los militantes y simpatizantes. La dirección ha entendido el mensaje y da por hecho que el Congreso será "muy abierto", que los militantes van a ejercer "mucha presión" para que así sea.

De entrada, tanto Gómez como los representantes de Izquierda Socialista han adelantado que pedirán al Comité Federal que el nuevo secretario general sea elegido de forma más democrática, si es posible en elección directa como plantean los grupos de base.

De este modo, algunos ven conjurado su temor inicial de que Rubalcaba salga este sábado aclamado por el Comité Federal tras las intervenciones de los 'barones' y no queden abiertas más opciones. En todo caso, dada la situación del PSOE tras sus dos derrotas en mayo y noviembre, los socialistas tienen claro que las federaciones no votarán de manera monolítica.

Y además, los partidarios de Rubalcaba señalan que no tienen miedo a un Congreso abierto. Es más, aseguran que a día de hoy el exvicepresidente lo ganaría, y algunos incluso ven posible que, dado el volumen de apoyos y simpatía que tiene el candidato, la ministra se replantee su candidatura.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento