El PP planea limitar las vías por las que se regularizan miles de inmigrantes en España

  • El nuevo Gobierno restringirá el arraigo, principal vía para lograr la regularización.
  • La medida podría dejar a un millón de personas en situación irregular en 2012.
  • Además impondrá un visado de trabajo que impida "la entrada ilegal en el país".
Varios inmigrantes hacen cola para regularizar su situación.
Varios inmigrantes hacen cola para regularizar su situación.
ARCHIVO

El nuevo Gobierno del Partido Popular restringirá el acceso a la regularización de los inmigrantes 'sin papeles' en España limitando la figura jurídica del arraigo. Así lo ha anunciado Rafael Hernando, presidente de la Comisión Nacional sobre Inmigración del PP, quien ha afirmado a 20minutos.es que con este cambio se pretende frenar las "regularizaciones masivas" de los inmigrantes, imponiendo también un visado de trabajo a los extranjeros que restrinja la entrada "ilegal" en el país.

El arraigo, tanto social como laboral, supone la principal vía de regularización para los inmigrantes en España. Hasta la fecha, una persona en situación ilegal que hubiera residido en nuestro país durante tres años y que en el momento de solicitar el arraigo tuviera una oferta de trabajo, podía tramitar sus papeles para lograr una tarjeta de residencia temporal que le permitiera residir y/o trabajar en España "legalmente".

Sin embargo, los planes del PP tras ganar las elecciones, parecen encaminados a limitar esta vía. "El arraigo no va a desaparecer, ni el social ni el laboral, pero vamos a limitarlo a situaciones excepcionales", aclaró Hernando.

El PP busca un cambio de sistema migratorio porque "el actual permite una regularización masiva insostenible en la que el arraigo se concede de forma automática a cualquiera que haya estado ilegalmente viviendo en España".

Visado de trabajo

La alternativa del futuro partido en el Gobierno para que los extranjeros puedan trabajar en España será crear un visado de entrada y búsqueda de empleo que, en palabras del portavoz del PP, "evitará lo que está sucediendo ahora, que la gente llega a nuestro país con un visado de turista y se queda viviendo y trabajando aquí ilegalmente esperando a que le den papeles".

En línea con el sistema de "migración circular" que el PP adelantó en su programa electoral, el portavoz del partido en materia de inmigración, propone "un visado de trabajo que se emita y controle desde los países de origen", sin embargo no matizó de cuánto tiempo dispondrá el inmigrante para encontrar un empleo en España.

"Serán probablemente meses, la idea es que si encuentra empleo se quede, de lo contrario debe regresar a su país", sentenció.

El PP gestionará la inmigración de manera "ordenada y circular" para "acabar con las regularizaciones masivas" y vinculada en todo momento a la situación nacional de empleo (España registra la peor tasa de paro en la UE). "La prioridad es que la gente entienda que no se puede venir a España ilegalmente, que es lo que se hace ahora", reiteró.

Hernando aclaró que estos pasos conllevarían "un ajuste vía reglamentaria", que todavía no se ha definido, ya que deberá debatirse previamente con todos los responsables autonómicos.

Retorno para los 'sin papeles'

La noticia, según el abogado Guillermo Morales, del despacho experto en extranjería Legalcity, "no es que se suprima la figura del arraigo", sino que la actual Ley de Extranjería, cuyo Reglamento aprobó este mismo año el PSOE, abre la puerta al Gobierno para condicionar la concesión del arraigo a la situación nacional de empleo, mediante una orden ministerial.

"Si esto sucede, y las declaraciones del PP parece que así lo anuncian, los inmigrantes no podrán arraigarse", declaró Morales.

Entre 600.000 y 700.000 inmigrantes se encuentran en situación irregular en nuestro país. Desde Legalcity calculan que, el próximo año, a esta cifra habrá que sumarle otro millón de inmigrantes que perderá su empleo a causa de la crisis, y con ello sus papeles. Esto que les empujará a una irregularidad forzada, arrastrando con ellos a sus familias.

Es lo que se ha dado en llamar "irregularidad sobrevenida": los extranjeros que disponen de un permiso de residencia y/o trabajo y que al perder sus "medios económicos" (contrato laboral) no pueden renovar sus permisos.

Preguntado respecto a la situación de los cientos de miles de personas que actualmente viven sin tarjeta de residencia en España, al no haber podido renovarla, Rafael Hernando respondió que el PP incentivará el retorno para los inmigrantes parados: "No se puede dar papeles a gente que no tiene trabajo porque eso crea aún más paro", explicó.

"Esas personas que residen ilegalmente tendrían que regresar a sus países, y si en el futuro quieren volver a España, desde allí tramitar un visado de trabajo que les permita regresar con una oferta laboral", concluyó Hernando.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento