Aymerich será el candidato de +Galiza en la asamblea del BNG que elegirá portavoz nacional y aspirante a la Xunta

Las tesis preasamblearias de esta corriente apostaban por concentrar en una única persona el líder y el cabeza de lista de las autonómicas
Carlos Aymerich
Carlos Aymerich
EUROPA PRESS

El portavoz parlamentario del BNG, Carlos Aymerich, será el candidato de la corriente integrada en el frente nacionalista +Galiza en el proceso asambleario que ahora comienza en el seno de esta organización y del que saldrá la nueva dirección y su portavoz nacional, así como el aspirante a la Xunta para las próximas autonómicas.

Será elegido este sábado en la Convención Nacional de esta corriente que cuenta con el 36,4 por ciento de los puestos en el Consello Nacional del Bloque y el 44 por ciento de la representación de la Executiva Nacionalista, con siete de los ocho puestos.

En la convención del sábado, que se celebrará el mismo día en que el máximo órgano del BNG lleve a cabo una reunión —en la que su portavoz nacional, Guillerme Vázquez, pondrá su cargo a disposición de la formación—, se elegirá un "referente" de +Galiza, aunque se evita nombrarlo como candidato, puesto que esta figura le corresponderá al Bloque cuando celebre la asamblea de enero.

Así las cosas, Aymerich será la figura de referencia de este corriente en las negociaciones que comenzarán a partir de diciembre, cuando oficialmente comience el proceso asambleario y que, entre otras cuestiones, deberá dirimir si el candidato a la Xunta y el portavoz nacional se concentran en una única postura.

En el proceso asambleario paralizado, las cuatro corrientes y partidos con representación en el Consello Nacional habían realizado sendos documentos para su defensa en las comarcas, en los que planteaban fórmulas para el planteamiento de la asamblea y la elección de la dirección.

Textos preasamblearios

En ellos, sólo Alternativa pola Unidade (ApU) —plataforma que auspicia la UPG— proponía consensuar una candidatura conjunta para la asamblea nacional ordinaria de octubre; mientras que +Galiza apostaba por cambios estatutarios más contundentes en cuanto a la conformación de la dirección nacionalista.

Así, apostaba por una nueva fórmula para elegir la Executiva Nacional en caso de que varias listas pugnen por ella o asegurar un "referente claro" para el nacionalismo, de forma que el candidato a la Presidencia de la Xunta y el portavoz nacional del Bloque se concentren en una única persona.

El Encontro Irmandiño de Xosé Manuel Beiras lleva una de sus demandas más repetidas en los últimos años en su texto, tal y como lo es "blindar el asamblearismo y los derechos de la militancia", un aspecto que para este cónclave se va a retomar pese a que estatutariamente todavía existe la fórmula de delegados.

Además, los 'irmandiños' exigían un refuerzo del máximo órgano de decisión entre asambleas avalado por los participantes en el plenario, mientras que Movemento Galego ao Socialismo (MGS) —que lidera Rafael Vilar— defiende ejercer la "plena soberanía" de Galicia y coincide con los 'irmandiños' en "erradicar el sistema de delegados".

Con todo, en lo que sí convergen los cuatro documentos de estas corrientes y partidos es en la necesidad de recuperar el peso del nacionalismo gallego en la sociedad y en luchar contra la hegemonía del poder financiero. Sin embargo, hay diferencias en cómo llegar a los sectores sociales, sindicales y los vinculados al nacionalismo, si bien todos incluyen la relación con ellos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento