Sindicatos ratifican la huelga de recolectores citrícolas del lunes ante la "radicalización" de la patronal

Acusa a la Generalitat de "consentir" los incumplimientos del convenio y dejar que "se imponga la Ley de la Selva" en el sector
Representantes Sindicales Ratifican La Huelga De Recolectores Citrícolas.
Representantes Sindicales Ratifican La Huelga De Recolectores Citrícolas.
EUROPA PRESS

Las Federaciones Agroalimentarias de CCOO-PV y UGT-PV han ratificado este miércoles la convocatoria de huelga indefinida de los 800.000 recolectores citrícolas de la Comunitat Valenciana a partir del lunes ante la "radicalización" de la postura de la patronal, a la que acusan de querer "mantener desregulado el sector para pagar hasta un 40 por ciento menos" de lo estipulado en el convenio al contratar por medio de empresas de trabajo temporal (ETT).

Así lo han confirmado en rueda de prensa el secretario del sector agroalimentario de

Fitag ugt-PV, Manolo Bono, el secretario comarcal de Ribera-Safor de la Federación Agroalimentaria de CCOO-PV, Vicente Navalón, y el secretario de Empleo de CCOO-PV, José Tomás, tras una reunión celebrada en el Tribunal de Arbitraje Laboral (TAL) que se ha saldado "sin acuerdos ni ningún avance porque la patronal no es que haga propuestas insuficientes, sino que no propone nada".

Según Bono, en ese encuentro han intentado que "impere el sentido común y entren en razón para evitar la huelga a toda costa, pero la patronal sigue empeñada en ignorar las peticiones justas de los trabajadores", consistentes en un incremento de los salarios a jornal y a destajo del 3 por ciento desde septiembre hasta el 31 de agosto de 2012, con un aumento de 1,5 por ciento cada año.

Además, los sindicatos consideran que las empresas del sector "debían comprometerse a contratar un mínimo del 80 por ciento del personal necesario para cubrir las necesidades de las empresas" y la administración "garantizar su cumplimiento, incrementar las inspecciones y dejar de jugar a favor de las empresas incumplidoras".

Navalón ha criticado, en este sentido, que la Generalitat "está consistiendo que estas cosas continúen pasando porque sus medidas son totalmente insuficientes", ya que se limitan a imponer sanciones a las ETT por "vulnerar" el contenido del convenio con las que "el daño sigue saliéndoles mucho más económico que la solución". "No se puede permitir que retrocedamos y se imponga la Ley de la Selva", ha dicho.

Trabajo "en condiciones infrahumanas"

Al respecto, ha alertado de que esos recolectores contratados por las ETT acaparan ya en la actualidad la mitad de la carga de trabajo que deberían asumir los empleados fijos discontinuos en plantilla y, además, se ven obligados a trabajar "a veces en condiciones infrahumanas y cobrando mucho menos que ellos". En concreto, cobran a 0,70 euros el cajón de 20 kilos de naranjas, frente al 1,20 de los fijos discontinuos, y a 1,20 el de clementinas en vez de a 2,10 euros.

Es más, Navalón ha alertado de que esa problemática "puede convertirse fácilmente en un conflicto de orden público bastante grave", por un lado, por estar "premiando a los que incumplen la legislación y perjudicando a las empresas y trabajadores que la respetan" y, por otro, porque "algunas ETT incluso han llegado a colgar carteles de 'Españoles NO' por las condiciones que ofrecen".

En opinión de los sindicatos, es fundamental evitar ese "uso fraudulento" de las ETT, que afecta tanto a trabajadores como al propio Estado, por lo que instan a la administración valenciana a "tomar cartas en el asunto y facilitar la regularización de un estratégico sector en la economía" de la Comunitat y advierten que están "dispuestos a llevar la huelga hasta las últimas consecuencias para garantizar que se respeten los derechos de los trabajadores".

Firmeza contra "actuaciones ilegales"

En caso de que la patronal no les ofrezca una solución para evitar la huelga, establecerán los pertinentes piquetes informativos y controlarán la llegada de productos de otras comunidades. "Se van a adoptar todas las medidas para que nadie pueda llevar a cabo actuaciones ilegales para neutralizar la huelga", ha recalcado Bono.

A preguntas de los periodistas, han restado importancia a la posibilidad de que se produzca un problema de "desabastecimiento del mercado" dado que la huelga más larga del sector duró "sólo doce días", aunque han hecho hincapié en que "se llegará hasta el final porque la postura de la patronal es ideológica, no económica".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento