El Carlos Haya utilizará mimos en el área de pediatría de su Hospital Infantil para disminuir el nivel de ruido

El complejo hospitalario Carlos Haya de Málaga va a utilizar en el área de Pediatría de su Materno Infantil tres profesionales mimos que recordarán tanto a los profesionales, como usuarios y familiares del centro la necesidad de disminuir el nivel de ruido en este área asistencial.
Mimos Con Personal Sanitario Del Hospital Carlos Haya
Mimos Con Personal Sanitario Del Hospital Carlos Haya
EUROPA PRESS/JUNTA DE ANDALUCÍA

El complejo hospitalario Carlos Haya de Málaga va a utilizar en el área de Pediatría de su Materno Infantil tres profesionales mimos que recordarán tanto a los profesionales, como usuarios y familiares del centro la necesidad de disminuir el nivel de ruido en este área asistencial.

Este proyecto, que lleva por lema 'Un Hospital sin Ruidos' y que también cuenta con un cartel diseñado por el dibujante Ángel Idígoras, tiene como finalidad respetar el derecho al descanso de los pacientes del área de Pediatría, "donde se detecta en muchas ocasiones un elevado nivel de ruido ambiental", según han afirmado desde el propio centro hospitalario.

Del mismo modo, pretende mejorar el ambiente de trabajo de los profesionales, consiguiendo un espacio más relajado y saludable. Para su puesta en marcha, se ha contado con el dibujante Ángel Idígoras, autor del cartel, cuyo lema 'Habla Bajito' ha sido traducido al inglés, francés, alemán, árabe y ruso.

En concreto, el cartel muestra a una niña que le susurra al oído algo a un niño, en la que el dibujante ha querido transmitir la idea de que es posible comunicarnos de forma efectiva sin necesidad de hablar con un tono de voz elevado, según ha informado este centro.

La participación de voluntarios de dos asociaciones que colaboran con el hospital, 'AVOI' (Asociación de Voluntarios de Oncología Infantil) y 'Todo por una Sonrisa', ha hecho posible disponer de tres mimos que visitarán las distintas dependencias de Pediatría —unidades de hospitalización, Urgencias, salas de espera, consultas externas— y mediante el lenguaje corporal y de gestos irán recordando a usuarios y profesionales la necesidad de modular y disminuir el nivel de voz, de hablar bajito, en los hospitales.

Según este hospital, inculcar la cultura del silencio no es tarea fácil en la actual sociedad y requiere de cambios importantes. Así, alude a costumbres muy arraigadas, "como vocear el nombre de alguien"; el volumen muy alto del sonido de los televisores de las salas y habitaciones, o las sintonías de llamada de los teléfonos móviles.

De hecho, desde el hospital admiten que disminuir el nivel de voz en los centros sanitarios va a requerir de "un gran esfuerzo" por parte de profesionales, usuarios y visitantes, "aunque no es tan costoso en términos económicos en comparación con otras actuaciones que serían necesarias implantar de forma progresiva y que no se descartan para un futuro".

Se implantará en el resto de centros

De forma progresiva, han anunciado que estas actuaciones se irán implantando en todos los centros, a la par que está también previsto incorporar otras actividades —como talleres de cine, conferencias o seminarios— que trasladen los beneficios de un ambiente sin contaminación acústica.

El proyecto 'Un Hospital sin Ruidos' se presentó a principios del verano en la Comisión de participación ciudadana —a los que se pidió su colaboración— y fue muy bien acogido.

El director gerente del hospital, Antonio Pérez Rielo, junto con la subdirectora de Enfermería, Dolores Lerma, y el director de la Unidad de Pediatría, Antonio Urda, han sido los encargados este miércoles de presentar esta iniciativa.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento