Cámara de Cuentas apunta que la encomienda de obras de ampliación de Fibes "no se ajusta a derecho"

Detecta "deficiencias contables" y "errores en los registros" en el Consorcio del Palacio de Exposiciones y Congresos
Palacio De Exposiciones Y Congresos De Sevilla (Fibes)
Palacio De Exposiciones Y Congresos De Sevilla (Fibes)
EUROPA PRESS/ARCHIVO

La Cámara de Cuentas de Andalucía ha apuntado que la encomienda de gestión de las obras de ampliación del Palacio de Exposiciones y Congresos de Sevilla, Fibes, realizada por el Consorcio a Emvisesa, "no se ha ajustado a Derecho al no ser esta empresa municipal un medio propio del consorcio".

En su informe de 'Fiscalización de regularidad del consorcio del Palacio de Exposiciones y Congresos de Sevilla', correspondiente al ejercicio 2009, el ente fiscalizador ha indicado que dicha encomienda de gestión realizada por el Consorcio "se ha practicado sin atender a ningún principio relativo a la consignación presupuestaria del gasto ni la existencia de crédito para estas obras, no incluyéndose en el convenio entre Emvisesa y el consorcio el coste real de realización de la encomienda".

Ha apuntado que, de acuerdo con lo establecido por Ley, "se hace necesario para el inicio de cualquier contratación la incorporación al expediente del certificado de existencia de crédito, la fiscalización de la Intervención y la aprobación del gasto".

En ese punto, el informe de la Cámara de Cuentas, consultado por Europa Press, apunta que Emvisesa "ha adjudicado las obras de ampliación sin que se haya producido la modificación formal de los estatutos del consorcio exigidos en el convenio de colaboración firmado entre el consorcio y la empresa municipal en 2007".

Asimismo, al analizar la ejecución de las obras del proyecto de ampliación del palacio, y según los datos facilitados por Emvisesa, se obtiene un déficit de financiación de "algo más de 33 millones de euros". Además, ha precisado que los costes de ejecución reales "han supuesto un incremento del 90,93 por ciento, con respecto a los presentados en el proyecto original, incrementándose un 20,78 por ciento con respecto al proyecto reformado".

En este informe sobre el consorcio de Fibes, la Cámara de Cuentas apunta la existencia de una limitaciones al alcance ya que en los archivos del consorcio, "no se tiene constancia del registro de los apuntes contables del ejercicio 2002, por lo que no se han elaborado, formado ni aprobado las cuentas anuales de ese año", lo que ha provocado que la información contenida en el balance de situación a 31 de diciembre de 2001 "no se haya trasladado a los ejercicios siguientes y por tanto, al ejercicio fiscalizado".

Este hecho asimismo ha motivado que la información que se ha incluido en el balance de situación a 31 de diciembre de 2003, "sea únicamente la generada en los apuntes de la contabilidad presupuestaria de ese ejercicio, por lo que todos los registros históricos de las cuentas patrimoniales no se volcaron a la contabilidad financiera y por tanto, tampoco están incluidos en el balance de 2009". Dicha "limitación" impide que se proponga en el informe ajustes en las "deficiencias" detectadas en los saldos contables de 2009, ya que los saldos iniciales "no son representativos".

De esta forma, la Cámara de Cuentas indica que dichas "limitaciones" impiden "expresar una opinión sobre los estados financieros del consorcio del Palacio de Exposiciones y Congresos de Sevilla correspondiente al ejercicio 2009".

Asimismo, el consorcio "no dispone de un inventario valorado de los bienes del inmovilizado material, lo que supone un incumplimiento de la normativa y una debilidad de control interno".

Con respecto a la tramitación del presupuesto, el ente fiscalizador destaca que "no se han cumplido con los plazos de presentación de la aprobación definitiva y de su liquidación" y agrega que el consorcio "no ha elaborado un plan de disposición de fondos ni un plan de tesorería, en el que se indique la prioridad de pago que tienen las obligaciones reconocidas procedentes de los gastos de personal y las generadas en ejercicios anteriores, ni tampoco se ha normalizado esta necesidad ni en los estatutos ni en las bases de ejecución del presupuesto".

Necesidad de un plan económico

Entre las conclusiones del análisis de regularidad económico-financiera, la Cámara de Cuentas ha indicado que al calcular el estado financiero de estabilidad presupuestaria "se obtiene un ratio de estabilidad del -50,20 por ciento", motivado por que la liquidación del presupuesto del consorcio "presente una necesidad de financiación que alcanza la cifra de 3,5 millones", por lo que, a su juicio, "resulta necesario la elaboración de un plan económico para que se cumpla el principio de estabilidad presupuestaria". En ese punto, el ente fiscalizador recordó que el Pleno del Ayuntamiento aprobó un Plan Económico-Financiero de Reequilibrio para 2010-2012.

Asimismo, el informe indica que en el inmovilizado "no está contabilizado el edificio del palacio, por lo que en el balance no se encuentra ni reflejado ni valorado, cuando según las normas, deberán figurar por separado el valor del terreno y el de los edificios y otras construcciones, algo que no se ha producido, por lo que debería estar incluido en su inmovilizado ya que el consorcio es su titular".

Además, según la Intervención, a 30 de abril de 2011, "no consta ni en los registros del Ayuntamiento ni del consorcio, la contabilización del edificio del palacio".

El informe destaca que la cuenta 'Construcciones' presenta un saldo de 171.250 euros, que procede de anotaciones realizadas en 2003 y 2004 y que corresponden, según la documentación del Consorcio, a inversiones en instalaciones de equipos de aire acondicionado y mobiliario realizadas en el palacio, por lo que "hay un error en los registros contables, ya que, sí se ha contabilizado las inversiones de mejora en el palacio pero no la construcción del mismo".

Esta situación se repite con la ampliación del Fibes, ya que "ésta sí se ha incluido en la contabilidad del Consorcio sin que conste como inmovilizado el propio palacio", por lo que en el balance "sólo aparecen las mejoras y la ampliación del mismo".

El ente considera que "no se ha utilizado un criterio contable homogéneo, ya que en este caso la ampliación se ha contabilizado en la cuenta 'Instalaciones técnicas' en vez de utilizar la de 'Construcciones' anteriormente usada para contabilizar las mejoras".

Agrega que el consorcio "no dispone de un inventario valorado de los bienes de su propiedad", apunta que en 2009 y anteriores "no se ha dotado cantidad alguna para amortizaciones", cuando, a criterio de la Cámara de Cuentas, el consorcio "debería haber elaborado un inventario y establecer un modelo de gestión del inmovilizado".

Como consecuencia de ello y, a instancias de la Cámara de Cuentas, la Intervención del Ayuntamiento ha recabado información del consorcio, tanto en Fibes como en el Ayuntamiento, relativa a los ejercicios anteriores a 2003 y se ha detectado que "el origen de esta deficiencia contable se ha producido en 2002, ya que en este año no se han elaborado, formado ni aprobado las cuentas del ejercicio".

Para corregir esta situación, la Intervención durante 2011, va a incluir la información procedente de ese año en las cuentas anuales que se elaboren correspondientes a 2011 "a pesar de no poseer registros correspondientes al ejercicio 2002".

Cuenta de resultados

Por último, se apunta que en 2009 se obtuvieron unos beneficios de 6,2 millones, motivado por el ingreso por transferencias y subvenciones recibidas para la ejecución de la ampliación de Fibes".

Se ha comprobado que coinciden los ingresos presupuestarios con los contabilizados en la cuenta de resultados, aunque, tras la conciliación practicada con los acreedores, se observa que "no se han incluido en la contabilidad del consorcio gastos de mantenimiento e impuestos correspondientes a Fibes que deben ser asumidos por el propio consorcio, gastos no reconocidos cifrados en 941.910 euros".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento