Sindicatos en Ford ven el ERE como "un bache que hay que pasar" y piden menos afectados y que cobren el 80% del salario

Los sindicatos de la factoría de Ford en Almussafes (Valencia) consideran "un bache que hay que pasar" el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) temporal planteado por la dirección para interrumpir la producción durante 39 días en 2012, con los 4.000 trabajadores de fabricación afectados del total de 6.200 que integran la plantilla, ya que la planta de Motores quedaría fuera de ese expediente.
Fábrica De Ford En Almussafes
Fábrica De Ford En Almussafes
FORD

Los sindicatos de la factoría de Ford en Almussafes (Valencia) consideran "un bache que hay que pasar" el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) temporal planteado por la dirección para interrumpir la producción durante 39 días en 2012, con los 4.000 trabajadores de fabricación afectados del total de 6.200 que integran la plantilla, ya que la planta de Motores quedaría fuera de ese expediente.

En cualquier caso, intentarán reducir el número de afectados y lograr que la empresa complemente la cantidad percibida por esos trabajadores de modo que cobren el 80 por ciento del "salario real", al igual que sucedió con los ERE aprobados en 2009.

Así lo han señalado a Europa Press los máximos representantes en la planta de UGT-PV —sindicato mayoritario—, Carlos Faubel, y de CCOO-PV, Miquel Rosaleny, después de que Ford España haya iniciado este miércoles las conversaciones con el comité de empresa para negociar el expediente que achacan a la "necesidad de readaptar sus instalaciones a la llegada de nuevos modelos" y a la previsión de que la demanda de automóviles en Europa siga "débil" en 2012.

En concreto, la propuesta recoge que esos 39 días sin fabricación se distribuyan once en el primer trimestre, nueve en el segundo y los 19 restantes en el tercero, hasta el 11 de octubre, y se agrupen siempre "en torno a los periodos vacacionales".

Previamente, la planta interrumpirá la fabricación de vehículos del 19 de diciembre al 15 de enero para realizar las obras necesarias para la producción del todocamino Kuga, al sumar al periodo vacacional ocho jornadas industriales de 2012 y 2013 y una semana de vacaciones de 2013. Según Faubel, en 2012 se acometerán los trabajos para preparar la llegada del vehículo comercial Transit Connect.

El representante de UGT ha señalado que ese ERE "es un bache que hay que pasar por la crisis", aunque ha valorado la "tranquilidad y esperanza" que sienten de cara al futuro "porque no peligran las inversiones, que continúan realizándose puntualmente" y que harán que "cuando acabe la crisis, la planta tenga instalaciones nuevas y vehículos nuevos que ofrecer al mercado".

En cualquier caso, ha hecho hincapié en que pretenden que "se repita al 100 por cien el acuerdo adoptado en abril de 2009 con Ford y la Generalitat" para los expedientes planteados al inicio de la crisis, que preveía que la empresa complementase los salarios "hasta llegar al 80 por ciento del sueldo real" —con lo que aportaba un 40 por ciento— y el "100 por cien de las pagas extraordinarias".

Así, Faubel ha recalcado que "si la empresa quiere un acuerdo con el comité de empresa, tendrá que ser exactamente como ese de 2009, ya que por debajo no será posible alcanzar ningún acuerdo", una postura que ya han trasladado a la dirección y que ésta se ha comprometido a estudiar aunque "en principio, dice que no es factible".

"trasvases de personal" de producción a motores

Miquel Rosaleny ha agregado que lucharán para que los trabajadores "queden en la mejor situación posible", lo que también implica "establecer todos los mecanismos posibles para reducir el número de afectados y el perjuicio que supone consumir desempleo". En concreto, proponen que dada la diferencia de actividad entre las plantas dedicadas a la fabricación de vehículos y la de Motores —que mantiene "al alza" su producción y no se ve afectada por los paros ni por el ERE—, las necesidades adicionales de plantilla en Motores se cubran con "trasvases de personal" de las otras plantas.

En cuanto a la justificación dada por la dirección para presentar ese ERE, Rosaleny ha indicado que "a pesar de los triunfalismos por parte de la dirección y UGT en los que parecía que la crisis no iba a afectar a la factoría, la verdad es que es ajena a una situación económica europea que se tambalea desde hace ya bastante tiempo y que no deja de ofrecer cifras preocupantes".

Situación de ventas "desesperante"

"Ya tuvimos que parar una semana en noviembre y pactar un calendario de crisis con vacaciones de otros años para parar un mes porque no hay producción y ahora, este ERE confirma que la situación de ventas es desesperante", ha lamentado el responsable de CCOO-PV, quien ha alertado de que "la propia empresa califica las previsiones para 2012 como 'posiblemente las peores de toda la historia de Ford', de unos 152.000 vehículos" frente a los 250.000 fabricados este año.

Por su parte, STM-IV ha aseverado que "continuará defendiendo medidas alternativas" a ese expediente planteado por la dirección y que, en caso de que la empresa rechace esas opciones, propondrá que las personas afectadas perciban el 100 por cien de su salario.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento