El desalojo de la Sala Yago de Santiago se salda con 11 detenidos y una carga policial tras cuatro horas de tensión

La Policía se ha incautado de diverso material, entre el que destacan elementos para "confeccionar cócteles molotov"
Desalojo De Sala Yago
Desalojo De Sala Yago
EUROPA PRESS

El desalojo de los 'okupas' que desde el pasado viernes permanecían en la compostelana Sala Yago ha concluido pasadas las 14.00 horas de este miércoles tras cuatro horas de tensión en las que numerosos policías han circundado la zona e inspeccionado el interior del inmueble.

En concreto, según ha informado la Policía Nacional, los agentes han iniciado el dispositivo sobre las 10.00 horas de este miércoles, cumpliendo una resolución del Juzgado de Instrucción número 2 de Santiago, con apoyo de efectivos del Goes-Galicia y de la UIP, junto con el Grupo Tedax de A Coruña.

Tras acordonar la zona con una treintena de agentes, los policías han entrado en el edificio ocupado para realizar la identificación de las personas que se encontraban en su interior e inspeccionar el inmueble, una tarea en la que han invertido cuatro horas.

Paralelamente, mientras los agentes entraban y salían del antiguo Cine Yago —en ocasiones portando objetos incautados— en las inmediaciones se ha ido reuniendo un nutrido grupo de personas que, convocadas a través de la red social twitter o por boca a boca, han acudido a apoyar a los 'okupas'.

Aunque en general la situación ha estado calmada, la primera escena de tensión se ha vivido cuando los antes han detenido a una de las jóvenes allí presente tras requerirle su identificación por "desobediencia a la autoridad", algo que ha sido recibido con gritos y silbidos por parte de sus compañeros.

Los manifestantes que apoyaban a los ocupas de la Sala Yago se han quejado asimismo de que los policías se han negado a facilitarles su número de identificación, algo que ha sido registrado por una abogada que apoya el grupo.

En los momentos previos al desalojo se han podido oír consignas de apoyo como 'Ocupa y resiste', 'Un desalojo, otra ocupación' o 'Los de la Yago, no estáis solos'. DESALOJO

Finalmente, pasadas las 14.00 horas y después de intervenir diverso material, la Policía ha desalojado del edificio a los 10 'okupas' que había en su interior, que han salido entre los aplausos y vítores de las personas concentradas y han sido introducidos en un furgón y un coche policial.

Sin embargo, y a pesar de la aparente tranquilidad con la que había tenido lugar el desalojo, tras la partida de los coches policiales la tensión ha ido en aumento y ha culminado en una carga policial que podría haberse iniciado por el lanzamiento de una piedra, según testigos presenciales, a un agente.

La carga, en la que se utilizaron pelotas de goma para dispersar a las personas concentradas, ocurrió en el final de la Rúa do Franco, en las inmediaciones de Xelmirez, hasta donde los simpatizantes habían perseguido a los furgones de la Policía en que se trasladaban los arrestados.

Según ha informado la Policía Nacional, los detenidos en este desalojo policial se elevan a 11 personas, de las cuales una de ellas no formaba parte del grupo de 'okupas' y se encontraba fuera del edificio para dar muestras de apoyo a las reivindicaciones. Los detenidos están acusados de usurpación y tenencia y depósito de sustancias y aparatos inflamables e incendiarios.

"cócteles molotov"

Fuentes policiales han explicado que la acción policial ha permitido la incautación de diversos útiles, materiales y artefactos incendiarios o inflamables dentro de la Sala Yago, así como elementos arrojadizos —piedras, tuberías, grifería y otros objetos contundentes—, algunos de ellos dispuestos en los balcones para hacer frente a la Policía, con técnicas de guerrilla urbana.

Según la Policía Nacional, cabe destacar, entre el material intervenido, diversas botellas y garrafas conteniendo líquidos inflamables, así como bolitas de papel de aluminio. Al respecto, explica que "todo ello preparado para confeccionar cócteles molotov de gran poder incendiario y que, en caso de ser arrojados, bien en lugares cerrados o calles estrechas, o contra bienes o personas, tendrían un alto poder destructivo".

La Policía Nacional ha señalado que los detenidos serán puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número 2 de Santiago, mientras que técnicos municipales han procedido tras el desalojo a tapiar las entradas de la Sala Yago con tablones para evitar que se vuelvan a producir sucesos de esta índole.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento