Pesquera dice que lo que hizo fue "correcto y documentado" y el PP le acusa de "echar la culpa al empedrado"

El PSOE acusa al PP de hacer una "utilización indebida del Parlamento" y el PRC de "buscar el lapsus" para "montar un pollo"
Pesquera, En El Centro, Durante La Comparecencia
Pesquera, En El Centro, Durante La Comparecencia
EUROPA PRESS

El exconsejero de Industria, Miguel Ángel Pesquera, ha afirmado que lo que se hizo en la fábrica de Orejo cuando él era responsable de Industria, presidente de Sodercan y vicepresidente de GFB fue "correcto y documentado". Un argumento que, junto con el de "documentación, acreditación, evidencias y realidades" y sus remisiones a la comparecencia del exconsejero delegado de Sodercan y exmiembro del Consejo de Administración de GFB, José Villaescusa, han centrado este miércoles su intervención en la Comisión de Investigación parlamentaria sobre la factoría de fibroyeso.

En opinión de la portavoz del Grupo Popular, María Antonia Cortabitarte, que le ha formulado la mayoría de preguntas, las respuestas de Pesquera han sido para "echar la culpa al empedrado", cuando "es tan autor de GFB como el que más", ha dicho. "Siga viviendo en ese mundo sideral pero aquí usted debería más respeto a su Parlamento; debería haber contestando a lo que se le ha preguntado o al menos decir que no quiere contestar, pero no haberse ido por los Cerros de Úbeda y cuando ha dicho algo, ha sido para echar la culpa al empedrado", ha denunciado.

En la comparecencia, que se ha prolongado durante casi tres horas, Pesquera, además de remitirse en numerosas ocasiones a la documentación existente sobre hechos que no recuerda o no puede precisar, ha insistido en que, de 2003 a 2007, cuando él fue consejero de Industria y presidente de Sodercan, no hubo "ningún problema relevante" en GFB y "todo estaba correcto".

"Lo que se hizo es correcto y documentado", ha asegurado, así como que obtuvo un "buen resultado" mientras él estuvo en el cargo. De hecho, ha afirmado que "todo está correcto" porque sino Cortabitarte "lo habría hecho notar" en preguntas parlamentarias, a lo que la 'popular' le ha recordado que ha presentado más de 300 iniciativas.

En el primer turno de preguntas, al que han renunciado los grupos Socialista y Regionalista, Pesquera ha explicado que sus primeros contactos con GFB fueron "al poco" de presidir Sodercan, cuando en el Gobierno (PSOE-PRC) se encontraron con el proyecto del anterior Ejecutivo (PP) que estaba "en un callejón sin salida y "aprovechamos las energías" para "llevarlo adelante" con la participación de "todos los agentes sociales" y sin "interferencia de ningún partido".

Ha subrayado que él participó en el protocolo de GFB como "miembro" del Consejo de Sodercan y ha insistido en que fue un proceso "abierto y dinámico" en el que intervinieron la Consejería de Presidencia, Sican y la Dirección General de Industria. Ha explicado que el protocolo que se firmó entre el Gobierno y Pujol-Martí recogía únicamente los aspectos "más generales, más abiertos" para "activar la participación de los competentes para llegar conjuntamente a un proyecto", ha dicho.

Preguntado por los informes técnicos que respaldaban el protocolo, ha señalado que se "siguió el procedimiento" pero que él no es "garante de la documentación que no me puedo llevar a casa". Cortabitarte le ha preguntado si podía garantizar la existencia de informes técnicos y jurídicos a lo que ha respondido que "todo lo objetivo está en la documentación, y todo lo que corresponde a un procedimiento se ha seguido por procedimiento de rutina". Sin embargo, a la cuestión de si ha leído algún informe técnico de Sodercan, ha manifestado que "no me corresponde".

En este sentido, Cortabitarte le ha recordado que el expresidente regional, Miguel Ángel Revilla, dijo que firmó el protocolo porque Pesquera le trasladó que los informes eran favorables. "Si Revilla dice eso es porque se ha producido el proceso de acreditación de los documentos", ha replicado. "Independientemente de que Revilla o yo lo hayamos leído, siempre tiene que estar documentado por el competente", ha apostillado.

La 'popular' también ha querido saber si el documento que aprobó la Comisión Ejecutiva de Sodercan es el que se firmó en Costa Rica, a lo que Pesquera ha respondido que "el Gobierno o la empresa determinarían si era necesaria alguna modificación o no", un hecho en el que ha reconocido que "no tengo interés" pero que se puede comprobar en la documentación.

Respecto a si analizó al plan de viabilidad de GFB, ha dicho que "un plan de viabilidad existe siempre" y "claro que lo tenía" y ha asegurado que "en lo que a mí me toca", es decir, "en los primeros tiempos" del proyecto, el "primer objetivo del protocolo" era la realización de la inversión y la fábrica y logró un "buen resultado hasta la fecha". Había "tensiones positivas de cara al reactivación de la inversión, sin situaciones que no fueran positivas".

En este sentido, ha aludido a "plazos más ambiciosos" para la ejecución. "Pero eso no significa ningún tipo de tensión que llevase a otros planteamientos distintos en valoración y resultados". De hecho, ha destacado que fue en 2007 cuando se produjo un "cambio" en la empresa por la crisis, que varió las "condiciones de contexto" pero hasta entonces el "nivel de calidad" fue "excelente".

Cortabitarte ha insistido en si hubo informe favorable de Sodercan al plan de viabilidad, a lo que el expresidente de esta sociedad pública ha reiterado que "los informes que fueran necesarios se emitieron. Si Villaescusa lo llevaba correctamente, uno no tiene que desconfiar", ha apuntado. MAQUINARIA

En cuanto a la venta de la maquinaria a GFB en lugar de aportarse por parte de la empresa, ha indicado que, "del proceso inicial a los siguientes en estos temas teníamos buenos profesionales que lo han ido desarrollando" y ha asegurado que "toda modificación" en el proceso ha supuesto "una mejora". "El resultado era favorable y se admitió y punto", ha zanjado, apostillando que Villaescusa era "un experto en temas financieros".

A otras preguntas como las condiciones en las que estaba la maquinaria y el lugar o si vio alguna factura, Pesquera se ha remitido a la documentación y ha pedido que "no me examinen sobre evidencias". En cuanto a por qué hubo de pagarse su adaptación a la normativa europea, el almacén y el transporte, y no se reclamó a la empresa, ha señalado que "son evidencias reconocidas en la documentación que han explicado mis predecesores".

Respecto a la auditoría, ha señalado que "no se manifestó ningún problema" y ha insistido en que los que había con los socios de Costa Rica eran "los derivados de un proceso complejo —presupuesto, mejora del terreno— pero no más allá de un nivel que se resuelve con los responsables y no con decisiones de otro ámbito".

"utilización indebida del parlamento"

En el turno de conclusiones, el portavoz del Grupo PSOE, Juan Guimerans, ha considerado que el de hoy es "un capítulo más" del "esfuerzo inútil" del PP por "poner en circulación un escándalo". Tras señalar es "imposible demostrar un enriquecimiento indebido de nadie", ha manifestado que el de GFB parece "un proyecto fallido por la falta de voluntad de un participante", y ha acusado al PP de hacer una "utilización indebida del Parlamento", que en estos momentos debería estar debatiendo el Presupuesto.

Por su parte, el portavoz regionalista, Rafael Pérez Tezanos, ha opinado que el PP está "buscando el lapsus de un compareciente para encontrar una contradicción y como poco ponerle en un aprieto. Que diga ocho en vez de 80 y ya montamos el pollo".

Mientras, Cortabitarte ha acusado a Pesquera de "escudarse en discursos oníricos y extravagantes para llenar el tiempo", pero ha asegurado que el exconsejero "enterró o permitió que se enterraran 50 millones de los cántabros sin haber leído un informe, sin haber visto una acreditación y sin haber hecho nada de nada". "Y encima se quiere marchar echando la culpa de todo al señor Villaescusa cuando el responsable de Sodercan era usted, el vicepresidente de GFB y el consejero de Industria".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento