Caja Madrid no consigue vender su emblemática torre Kío

  • La entidad, ahora denominada Bankia, ha fracasado en la búsqueda de comprador para trasladarse a su nueva sede, en la torre de Norman Foster en la Castellana.
  • Ahora se plantea alquilarla para sacarle rendimiento.
  • Caja Madrid adquirió su torre Kío en 1997 por 100 millones de euros.
Las Torres KIO, en Madrid.
Las Torres KIO, en Madrid.
ARCHIVO

Bankia, nueva entidad nacida de la fusión de Caja Madrid con Bancaja y otras cinco cajas, se ha llevado un fiasco al intentar vender la torre Kío situada en la acera de los números impares del Paseo de la Castellana de Madrid.

El edificio, que Caja Madrid adquirió en 1997 por un importe de 100 millones de euros, fue puesto a la venta el pasado mes de mayo. La gestión quedó encomendada a la inmobiliaria y consultora Aguirre-Newman, que intentaría sacar adelante la operación mediante el sistema de 'sale and leaseback' (venta y posterior alquiler). El importe, según fuentes del mercado, rondaría los 200 millones de euros.

De esta manera, Caja Madrid permanecería como inquilina en el edificio durante un tiempo antes de trasladarse a una de las cuatro torres del Paseo de la Castellana, la diseñada por el arquitecto Norman Foster en forma de cubos.

Sin embargo, y pese al interés inicial de Realia, inmobiliaria de la que participan la propia Caja Madrid y la constructora FCC, no ha habido ofertas y la venta ha quedado desierta. Por ello, y según fuentes del consejo de administración de Bankia citadas por EFE, la entidad se plantea ahora alquilar la torre a un tercero para acelerar su traslado a la torre de Foster.

Un rascacielos de 815 millones

Caja Madrid le compró el rascacielos Foster, levantado en los terrenos de la antigua Ciudad Deportiva del Real Madrid, a Repsol YPF en 2007 por 815 millones de euros. Sin embargo, la operación emprendida con Miguel Blesa como presidente no ha resultado ser un buen negocio, ya que su valor se ha devaluado.

Por sus dimensiones (74.000 metros cuadrados y 49 plantas) es demasiado grande para acoger a todos los empleados de Bankia en la torre Kío, alrededor de 1.500, por lo que la entidad se vería obligada a alquilar plantas a otras empresas.

El Consejo de Administración, que ahora encabeza el ex ministro de José María Aznar Rodrigo Rato, incluso se ha planteado la posibilidad de vender la torre Foster, pero la depresión del mercado aconsejó descartar esa opción.

En la actualidad, Bankia intenta desprenderse de todos los activos inmobiliarios posibles que ha acumulado durante años en su cartera por el peso negativo que estos tienen en su balance económico.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento