Las basuras y las calles sufrirán el nuevo ‘tijeretazo’ del Ayuntamiento de Madrid

Un barrendero de Madrid.
Un barrendero de Madrid.
JORGE PARÍS

La suciedad de las calles, la reducción en la recogida de los contenedores de basura y la precaria conservación de aceras y asfalto están en boca de todos los madrileños. Pero no parecen suficientes problemas para el Ayuntamiento de Madrid, a juzgar por los presupuestos para 2012, aprobados este martes por la Junta de Gobierno.

El año que viene, la macro Concejalía de Medio Ambiente (que ahora engloba también Movilidad y Espacios Públicos) sufrirá el mayor recorte, al perder un 16,25% de dinero respecto al ejercicio actual.

Las cuentas municipales de 2012 volverán a registrar un descenso del gasto público, por tercer año consecutivo. En esta ocasión, el recorte será del 4,1%, con una reducción acumulada del 21,2% desde 2008. En total, el Consistorio dispondrá de 3.879,29 millones de euros.

El alcalde y su responsable de Hacienda, Juan Bravo, defendieron este martes que acabarán 2012 con superávit (más ingresos que gastos), reducirán la deuda en 724 millones y podrán "ponerse al día en el pago a proveedores". Sin embargo, todo ello se hará a costa de reducir costes en servicios esenciales y de congelar la inversión en obra nueva.

El área dirigida por Ana Botella se lleva la peor parte. La partida de Gestión Ambiental Urbana, encargada de la recogida de residuos, perderá un 16% de dinero. Mientras, la de Limpieza Viaria (con el barrido y baldeo de calles como principal función) se recortará en un 6,4%. Estas reducciones afectarán a los gastos de personal, al material y a los contratos con las empresas que prestan estos servicios.

También en Medio Ambiente, se ahorrará un 2,5% en la gestión del vertedero de Valdemingómez, un 15,9% en el control de la calidad del agua y un 12% en el mantenimiento de parques. Sin embargo, se creará la nueva partida de Movilidad y Sostenibilidad (dotada con 81 millones) para intentar reducir la polución provocada por el tráfico. El principal ahorro de la sección procede de la transferencia de todas las competencias de Metro a la Comunidad.

El asfaltado de avenidas, la reparación de aceras y la conservación de calles recibirá un 45,4% menos de dinero, en el programa de Vías Públicas. En este apartado, las inversiones en obras de mejora se reducen un 40,6%. Mientras, el alumbrado público también se puede resentir al bajar Equipamientos Urbanos un 2,5%.

Solo se libra Seguridad

El resto de áreas tampoco escapan al ajuste, aunque lo notan menos. La única que obtendrá más presupuesto es Seguridad, por el aumento de inversión en Bomberos y por el gasto en equipar a policías municipales y agentes de Movilidad.

El Consistorio conseguirá un balón de oxígeno al desprenderse de su parte de Metro, al vender su capital en el Canal de Isabel II cuando se privatice, al ahorrarse el alquiler de las juntas de Centro y Chamberí, y al vender la sede de Urbanismo al organismo público Espacios y Congresos.

Menos Cabalgata y Carnaval

La capital no está para fiestas. La Junta de Gobierno municipal autorizó este martes un gasto de 1,7 millones de euros para organizar los próximos festejos de Navidad, la Cabalgata de Reyes y los actos de Carnaval. Ese dinero es un 11% menor que el presupuesto del año anterior. La gestión de estas fiestas correrá a cargo de sociedad Madrid Arte y Cultura. Por otra parte, la Noche en Blanco solo se celebra cada dos años y también hay menos dinero para San Isidro.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento