El PSIB-PSOE celebrará el próximo mes de febrero, previsiblemente, su congreso ordinario en el que afrontará un proceso "profundo" de autocrítica tras los resultados de las elecciones generales, en las que ha perdido cerca de 83.000 votos en las islas, al tiempo que será el encuentro en el que se elegirán a los nuevos responsables del partido.

Así lo han señalado a los medios la secretaria de Organización del PSIB, Rosamaria Alberdi, y el diputado del Congreso y portavoz adjunto de la formación, Pablo Martín, quienes han explicado las conclusiones que se han extraído este lunes en la Ejecutiva convocada para analizar los resultados de los comicios electorales.

Martín ha indicado que el PSIB es consciente de que ha perdido el "contacto" con una parte significativa de su electorado, cuyo apoyo se ha perdido por la abstención y por la disgregación del voto de izquierdas entre otras formaciones, ha indicado. Por ello, ha subrayado que la formación debe mejorar su "comunicación", "abrirse" más a la sociedad, al tiempo que hacerse "mucho más participativa" para que la ciudadanía pueda volver a sentirse parte del proyecto socialista.

Por otra parte, el portavoz adjunto ha explicado que otra de las reflexiones que se han planteado en el seno de la Ejecutiva del PSIB es si las instituciones nacionales y autonómicas pueden aplicar políticas socialdemocrátas en el marco de un "mundo globalizado" en el que, además, las administraciones europeas están regidas por gobiernos conservadores y las instituciones económicas y financieras están dirigidas por "personas de ideología conservadora".

En este sentido, ha reconocido que, en consecuencia, "en determinadas circunstancias, la capacidad de maniobra o de margen que puedan tener los gobiernos estatales no es ni mucho menos la que pudiera tener hace 20, 25 o 30 años". Por eso, ha matizado que piensan que en esta situación las "respuestas" ya no pueden ser "única y exclusivamente" en clave autonómica o estatal, sino que han de ser "globales", tanto en el seno de la UE como el de otros niveles todavía más elevados.

Congresos ordinarios

Este proceso de reflexión "profundo" que ha abierto el partido será uno de los temas que se analizarán en el marco de los congresos que el partido realizará en los próximos meses. En este sentido, la secretaria de Organización ha detallado que el próximo sábado se decidirá la fecha en que se convocará el Congreso Federal, que previsiblemente tendrá lugar en las dos primeras semanas de febrero, a partir del cual se fijarán los congresos regional, insulares, el de Palma y los locales.

Así, ha apuntado que el regional previsiblemente tendrá lugar a finales de febrero o principios de marzo. Posteriormente, tendrán lugar los congresos extraordinarios insulares y después el de Palma y los locales. La socialista ha puntualizado que prevén que todos los congresos hayan finalizado para finales de marzo.

En este sentido, Alberdi ha destacado que este proceso interno de reflexión tendrá como objetivo tanto la elaboración del nuevo proyecto, el cual deberá aprobar el consejo del PSOE, para hacer frente a la "nueva etapa social" abierta, al tiempo que será el marco en el que se elegirá al equipo que llevará adelante este programa.

Alberdi ha afirmado que en dichos procesos se tendrán que elegir, por tanto, a las personas que asumirán las secretarias generales de cada nivel del partido. En este sentido, ha asegurado que, por el momento, ninguna persona se ha postulado para asumir la secretaria general del PSIB, que actualmente lidera Francesc Antich, si bien ha apostillado que en breve comenzará a debatirse en torno a este asunto.

Preguntada acerca de la renovación de las personas que formarán los respectivos equipos del PSOE, Alberdi se ha mostrado tajantemente contraria a la idea de que los candidatos que pierden unas elecciones deban ser sacados de la primera línea de acción política. En este sentido, ha recordado que el líder nacional del PP, Mariano Rajoy, se presentó hasta en tres ocasiones a las generales antes de ganarlas este domingo.