Los millones de usuarios de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) deberán gastarse entre un 6% y un 11% más en plena crisis para viajar en bus por Valencia a partir del próximo 1 de enero.

Y es que, según informaron ayer fuentes del PSPV y de Esquerra Unida (EU) a 20 minutos, el billete sencillo que actualmente cuesta 1,30 euros sufrirá un incremento de entre 10 y 15 céntimos y el Bonobús Plus de 10 viajes, que está en 6,95 euros, se encarecerá 40 céntimos. Así, solo el Bono Oro se mantendrá en 18 euros.

Esto hace presagiar un encarecimiento similar en las tarifas de Metrovalencia, ya que, de lo contrario, viajar en bus será igual o más caro que ir en metro, cuyo billete sencillo cuesta actualmente 1,40 euros y cuyo Bonometro vale 6,55 euros (ambos en zona A). Aun así, todas las tarifas deberán ser ratificadas por la Agencia Valenciana de Movilidad.

En este sentido, desde el PSPV denunciaron que se trata de un «incremento abusivo, puesto que se están quitando buses de muchas líneas para ahorrar y se está empeorando el servicio». Por su parte, EU criticó que se recorte «la inversión en transporte» y se suban las tarifas, ya que «los perjudicados son los ciudadanos».

Presupuestos municipales

Casi al mismo tiempo que la EMT aprobó ayer su presupuesto de cara a 2012, la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, presentó también las cuentas municipales para el próximo ejercicio.

Así, el presupuesto general será de 715,8 millones de euros, un 1,7% menos que el de este año, y de 783,8 millones contando las fundaciones y empresas públicas (un 0,5% menos que el actual).

Barberá destacó que todas las partidas se reducirán de media entre un 10% y un 12%, salvo las de bienestar social y empleo, que se mantienen.

Sin embargo, sí se verán reducidos en un 10% los gastos en la recogida de residuos, que ya se bajaron en un 8,5% este año, lo que se ha notado en la falta de limpieza de algunos barrios, especialmente en el norte de la ciudad, donde ya no se baldea. El vicealcalde, Alfonso Grau, dijo que la reducción no significará menor servicio, sino una mejor gestión.

Las fallas mantienen el 21% del precio del monumento

La alcaldesa de Valencia anunció que mantendrá la subvención del 21% del coste de los monumentos falleros. Las inversiones serán de 33,7 nillones para acabar obras de alcantarillado, además del nuevo Pont de Fusta o la plaza Redonda. También se reservan 3 millones y otros 30 del Plan Confianza para el Pepri del Cabanyal. La deuda del Ayuntamiento bajará de 890 a 835 millones de euros, con una tasa del 117,6%, 8 puntos por debajo del máximo legal.

Consulta aquí más noticias de Valencia.