El PSIB-PSOE celebrará el próximo mes de febrero, previsiblemente, su congreso ordinario en el que afrontará un proceso profundo de autocrítica tras los resultados de las elecciones generales, en las que han perdido cerca de 83.000 votos en las islas, al tiempo que será el encuentro en el que se elegirán a los nuevos responsables del partido.

Así lo han señalado a los medios la secretaria de Organización del PSIB, Rosamaria Alberdi, y el diputado del Congreso y portavoz adjunto de la formación, Pablo Martín, quienes han explicado las conclusiones que se han extraído este lunes en la Ejecutiva convocada para analizar los resultados de los comicios electorales.

Martín ha indicado que el PSIB es consciente de que ha perdido el "contacto" con una parte significativa de su electorado, cuyo voto, ha apuntado, es posible que se haya disgregado entre otras formaciones de izquierdas. Por ello, ha subrayado que la formación debe mejorar su "comunicación", "abrirse" más a la sociedad, al tiempo que hacerse "mucho más participativa" para que la ciudadanía pueda volver a sentirse parte del proyecto socialista.

Por otra parte, el portavoz adjunto ha explicado que otra de las reflexiones que se han planteado en el seno de la Ejecutiva del PSIB es si las instituciones nacionales y autonómicas pueden aplicar políticas socialdemocrátas en el marco de un "mundo globalizado" en el que, además, las instituciones europeas están regidas por gobiernos conservadores.