El gobierno municipal de Ontinyent (Valencia) pretende recuperar el requisito lingüístico del valenciano para poder trabajar en el Ayuntamiento, según han informado fuentes municipales. Este requisito lingüístico dejó de ser obligatorio en septiembre de 2009 por la derogación que hizo el gobierno del PP de Lina Insa pasando a ser un mérito y no una obligación.

Los populares defendieron la medida afirmando que así no se resta importancia al estudio de la lengua, sino que se facilita a los ciudadanos el acceso a un puesto de trabajo de cualquier categoría.

La recuperación de la necesidad del certificado correspondiente de la Junta Qualifiadora de Coneixements del Valencià (JQCV), propuesta impulsada por PSPV y Compromís, cuenta con el visto bueno de los sindicatos mayoritarios del Ayuntamiento, UGT y CCOO, pero no de CSI·F. La propuesta se presentará en el próximo pleno del mes de diciembre de Ontinyent.

Desde el gobierno municipal han afirmado que la recuperación pretende tanto "dignificar la lengua" como "asegurar la atención correcta a toda la ciudadanía en todos los idiomas oficiales". Las mismas fuentes han recortado que Ontinyent y la Vall d'Albaida en general es una zona valencianoparlante y que esta medida, por lo tanto, promoverá entender la lengua mayoritaria que se habla en la zona.

No obstante, también han matizado que el grado de conocimiento del valenciano que se exigirá variará según la tarea que se desarrollo al consistorio y la atención al público que se tenga que hacer.

Consulta aquí más noticias de Valencia.