Las mejoras comienzan a notarse en la avenida de Cataluña, donde hoy han comenzado los derribos de dos naves obsoletas, a la altura del número 206 y junto al solar que se va a destinar para huerto urbano. Estos trabajos que acometen los propietarios de los edificios complementan otras actuaciones que asume el Ayuntamiento de Zaragoza y la intervención de fresado y asfaltado que ha desarrollado el Ministerio de Fomento desde el 24 de octubre.

El Ayuntamiento de Zaragoza ha conseguido el compromiso de los propietarios de los edificios desocupados de la avenida, tanto de carácter industrial como residencial, para que lleven a cabo las demoliciones de los mismos. De hecho, se espera que la mayor parte de los mismos comience durante el mes de diciembre.

"Poco a poco se va dando la vuelta a uno de los viales principales de la ciudad y se ha hecho aunando voluntades y en estrecho contacto con los vecinos de la zona, con lo que la acción es al final, lo más eficaz posible", ha señalado la concejala de Infraestructuras y Ciclo del Agua, Lola Campos.

Las tareas de derribo han comenzado a desarrollarse este lunes en una nave a la altura del 206 y en otra, junto a la zona en la que surgirá un huerto urbano.

Estos trabajos dan continuidad a otros similares que también se han empezado en el número 216. Acto seguido, los propietarios de los solares adecuarán los mismos, retranqueando sus líneas a la alineación prevista en el PGOU, y ejecutando un vallado opaco, uniforme y común, que dignificará la imagen de la avenida y sobre todo eliminará cualquier riesgo potencial de inseguridad en la zona.

Cesiones de terreno

De la misma manera, los propietarios han sido favorables a la petición del consistorio zaragozano de ceder las franjas de terreno que deben conseguir la alineación que determina el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de la avenida de Cataluña.

Estas cesiones además se tratarán de diversas maneras, ya sea con asfaltado o con urbanizaciones blandas con vegetación que haga más amable el aspecto del vial. "Hay que destacar precisamente la capacidad que ha tenido el Ayuntamiento de armonizar y coordinar a los propietarios de suelo en esta zona, ya que cada uno tiene sus tiempos de desarrollo, pero sin embargo, ha habido generosidad suficiente para apostar por la ciudad y por defender los intereses de los vecinos de la zona", ha destacado Campos. Asfaltado

La llegada de 550.000 euros por parte del Ministerio de Fomento para trabajar en la mejora del firme de la avenida como parte de un trabajo complementario al cambio de titularidad de la vía, decidió al Ayuntamiento a acompasar los esfuerzos para dar un giro al estado de la avenida de Cataluña.

Así, con este criterio sumó y coordinó el trabajo de diferentes servicios, como los de Urbanismo, Infraestructuras y Parques y Jardines.

El Ministerio de Fomento comenzó a sanear el asfalto de la avenida el 24 de octubre y desde ese momento ha conseguido renovar la capa de rodadura en todo el tramo de su competencia, así como en la avenida de Santa Isabel (hasta la avenida de Movera).

De la misma manera se ha repuesto la señalización horizontal, quedando únicamente pequeños remates como, por ejemplo, la adaptación de las tapas de registro.

El Ayuntamiento de Zaragoza, por su parte, ha actuado ya en un solar de su propiedad, desbrozándolo y preparándolo para alojar un huerto urbano, siguiendo otras experiencias que ha habido en la ciudad y que han contado con una buena aceptación por parte de los colectivos y de los vecinos en general.

Asimismo, queda pendiente iniciar los trabajos de eliminación de barreras arquitectónicas entre la calle Río Martín y el puente del Gállego en cuanto Fomento termine toda la intervención programada.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.