Los daños materiales ocasionados por las intensas lluvias registradas en Calahonda (Granada) durante el pasado fin de semana pueden alcanzar entre seis y siete millones de euros, según han informado el Ayuntamiento de Motril y la ELA de Carchuna-Calahonda tras la reunión mantenida este lunes para coordinar las actuaciones de mejora y la tramitación de ayudas.

El alcalde de Motril, Carlos Rojas, afirma que la agricultura ha sido el sector más afectado, en concreto 60 hectáreas de invernaderos que están en el perímetro de la rambla y otros incluso que no estaban en ese perímetro pero que también han sufrido daños, además de algunas calles, viviendas e infraestructuras de la zona.

Las primeras estimaciones de COAG apuntan a que se han destruido tres millones de kilos de producto en los invernaderos, especialmente pepino, por el desbordamiento de la rambla, que ha causado daños por más de 1,2 millones de euros. No obstante, estas cifras podrían elevarse en las próximas semanas por la pudrición de las cultivos dañados.

Para la presidenta de la ELA de Carchuna-Calahonda, Concepción Abarca, esta situación constituye una "catástrofe" para la zona, donde buena parte de los habitantes viven del campo o de empresas relacionadas con el mismo, lo que también se dejará notar en los comercios del pueblo vecino de Motril.

Abarca ha explicado, en declaraciones a Europa Press, que aún es pronto para cifrar los daños, ya que se prevé que sea a lo largo de esta jornada cuando los afectados por las lluvias comiencen a cuantificar los daños para solicitar ayudas en la oficina habilitada al efecto en la entidad local, si bien se baraja una cifra de entre seis y siete millones de euros.

Sin colegio

Por su parte, los niños del Colegio Virgen del Mar de Calahonda (Granada) no han acudido este lunes a clase como medida de seguridad, ya que aunque los accesos al centro están despejados el patio está anegado y numerosos camiones siguen circulando por la zona en el marco de las tareas de limpieza.

El pasado sábado se llegaron a registrar en Calahonda hasta 55 litros por metro cuadrado en tan sólo dos horas, provocando el desbordamiento de las ramblas de Vizcarra, siendo esta una de las zonas que permanecen más afectadas, y Rejón. La primera de las ramblas desemboca en el pueblo y lo cruza, por lo que su limpieza es una prioridad. Junto a la rambla de Rejón hay numerosos invernaderos y es donde se localizan los daños.

Los trabajos que se iniciaron el domingo para paliar los efectos más devastadores, continúan este lunes con la coordinación de los Bomberos de Motril, tres vehículos de Obras Públicas de la Junta de Andalucía, otros tantos efectivos del servicio de Mantenimiento y Agricultura, además de los esfuerzos de operarios de la empresa Limdeco que trabajan sin descanso para que el martes el tráfico esté restablecido por completo y los arrastres y piedras queden retirados de todas las vías.

Consulta aquí más noticias de Granada.