El titular del juzgado de Instrucción número 15 de Valencia ha acordado imputar a Antonio Arnal, hermano de Enrique Arnal, exdirector financiero de la Empresa Metropolitana de Aguas Residuales de Valencia S.A. (Emarsa) —también imputado—, para que explique el cobro de 188.358,98 euros en cursos supuestamente impartidos entre 2005 y 2009, según consta en un auto facilitado por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV).

De esta manera, el magistrado ha estimado la petición formulada por el ministerio fiscal y por la acusación particular de citar como imputado a Antonio Arnal, administrador único de la mercantil Arrima Centre d'Estudis S.L. desde el año 2006, para que explique los cursos impartidos a miembros de Emarsa durante varios ejercicios. Anteriormente era administrador solidario de esta entidad junto a Juan Manuel García.

Según declaró Antonio Arnal al juzgado, en fecha 26 de octubre, Arrima ya trabajaba con Emarsa desde 2001, y en 2004 quiso continuar las relaciones entre ambas entidades ya que no había impartido ningún curso ese año. Entonces, su hermano Enrique, a la sazón de director financiero, le presentó al exgerente, Esteban Cuesta, para que hablaran sobre el tema.

Tras ello, en enero de 2005, Cuesta firmó un contrato con Juan Manuel —administrador de Arrima—, por el que le encargaba a esta entidad la gestión e impartición de los cursos de formación continua que en cada ejercicio se establecieran prioritarios para sus empleados. La duración del contrato era de un año renovable. Preguntado a Arnal por qué no firmó él el contrato, indicó que para que la negociación "fuera lo más objetiva posible" y para que "no hubiera ningún indicio de que había ningún tipo de privilegio". Así, Arrima facturó a Emarsa 188.358,98 euros entre 2005 y 2009 por 53 cursos.

Ante estos datos, el juez indica que si las circunstancias que rodean la contratación de Arrima por Emarsa "llaman la atención", resulta "igualmente llamativo" el tipo y número de cursos supuestamente impartidos a los empleados de una empresa "cuya actividad no era sino la explotación de la estación depuradora de aguas residuales ubicada en Pinedo", puntualiza. Así, entiende que existen indicios de que estos cursos no se impartieron. VIAJES

Asimismo, al magistrado le constan dos viajes de Arnal a Bucarest. El primero de ellos fue con su hermano Enrique, abonado con fondos de Emarsa, respecto del que el exgerente de la entidad no supo dar razón porque desconocía que el recién imputado lo hubiera realizado.

El segundo viaje, realizado del 16 al 23 de noviembre de 2008, lo hizo Antonio Arnal junto a su hermano, Juan Manuel García y José Luis Sena con destino a Bucarest, también pagado por Emarsa. De este viaje tampoco tenía constancia el exgerente, Esteban Cuesta, tal y como indicó en su declaración. Antonio Arnal declaró ante el juez sobre este último viaje que se le pidió su asistencia técnica en calidad de experto en comercio exterior, en una asistencia que "requirió nuestro asesoramiento", comentó.

Por todo, el juez acuerda citar a declarar en calidad de imputado y solicita que se le remita certificación literal de la empresa Arrima. También pide conocer el patrimonio y medios de vida de Arnal, y que el Registro Civil le remita las cuentas anuales de la enidad en el periodo comprendido entre los años 2005 y 2010.

Por otro lado, el magistrado ha dictado una providencia por la que admite a trámite el recurso interpuesto por otro de los imputados, Sebastián García, contra el auto en el que se le decretaba libertad provisional con obligación de comparecer semanalmente ante el juzgado, y se le acordaba la retirada de su pasaporte. Asimismo, el magistrado acuerda unir a la causa nueva documentación presentada por la Emshi.

Consulta aquí más noticias de Valencia.