La represión del régimen sirio se cobra 18 nuevas víctimas

  • Más de 3.500 personas han muerto desde el comienzo de las revueltas en marzo.
  • El Reino Unido estima que el presidente Bachar Al Asad debe dejar el poder porque "ha perdido toda legitimidad" por los casos de muertes y torturas.
  • En Homs, activistas opostores al régimen precisaron que un hombre murió por heridas de bala tras serle denegada una transfusión de sangre en un hospital.
Bashar al-Assad (en el centro) durante un encuentro con una delegación rusa en Damasco.
Bashar al-Assad (en el centro) durante un encuentro con una delegación rusa en Damasco.
Sana / EFE

Al menos 18 personas han muerto por la represión del régimen sirio, la mayoría de ellas en la provincia central de Homs -uno de los principales focos de oposición al presidente Bachar al Asad- según ha informado este lunes un activista de derechos humanos, pese al aumento de la presión de los países árabes contra Damasco para que ponga fin al derramamiento de sangre.

El presidente del Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), Rami Abdul Rahman, explicó que 14 de las víctimas fallecieron en la localidad de Homs, mientras que otras cuatro fallecieron en las poblaciones cercanas de Al Hula y Al Quseir y una más en la provincia de Hama, también en el centro del país.

En Homs, los Comités precisaron que un hombre murió por heridas de bala tras serle denegada una transfusión de sangre en un hospital. Otras dos personas, una de ellas de nacionalidad saudí, murieron en el barrio de Al Bayada por los disparos de miembros de las fuerzas de seguridad, que rodearon la zona con una veintena de vehículos blindados y lanzaron una campaña de arrestos.

Presión internacional sobre Al Asad

El Reino Unido intensificará la presión sobre el régimen de Damasco y trabajará con la Liga Árabe para poner fin a la represión en Siria, ha señalado precisamente este lunes el ministro británico de Exteriores, William Hague, tras reunirse con la oposición siria.

Hague se entrevistó en el Foreign Office (departamento británico de Exteriores) con miembros del Consejo Nacional Sirio y del Comité de Coordinación para un Cambio Democrático, con los que abordó la violencia en Siria, donde más de 3.500 personas han muerto desde el comienzo de las revueltas en marzo, según las últimas cifras de la ONU.

El ministro insistió en que el presidente sirio, Bachar al Asad, debe dejar el poder porque "ha perdido toda legitimidad" por los casos de muertes y torturas. El mensaje de este encuentro es que "el mundo está hablando con la oposición" siria, apuntó el jefe de la diplomacia británica."El régimen de Damasco tiene un comportamiento inaceptable", resaltó Hague, que trabajará con sus socios comunitarios para aplicar duras sanciones contra Siria.

Los ministros árabes de Asuntos Exteriores se reunirán este jueves, el mismo día que el grupo de contacto de la Liga Árabe para Siria, para evaluar la posibilidad de imponer sanciones políticas y económicas a este país.P articiparán los jefes de la diplomacia de Egipto, Omán, Argelia, Sudán y Catar, país que preside la comisión.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento