Los escaños que el PP arrebató ayer en las urnas al PSOE en Castilla y León en Burgos, León y Salamanca serán ocupados por tres mujeres que han manifestado su "ilusión y compromiso" por no defraudar a sus provincias y a quienes han creído en ellas.

Se trata de Aránzazu Miguélez, que ocupará escaño por la provincia de León y que ha arrebatado el escaño a otra mujer que ocupa el tercer puesto en la lista del PSOE, María Luisa González; María Jesús Moro, tercera del PP por Salamanca, cuya entrada ha provocado que salga del Congreso la número dos del PSOE, Carmen Juanes; y Gema Conde, tercera del PP por Burgos y que ha arrebatado el escaño a María del Mar Arnáiz, dos del PSOE por la provincia burgalesa.

Gema Conde, que actualmente es responsable del Área de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Burgos, ha manifestado su "compromiso" con la provincia burgalesa al tiempo que ha aseverado que trabajará para que "tenga voz" en el Congreso de los Diputados, al tiempo que ha querido agradecer la confianza depositada en ella.

Conde ha insistido en que centrará su trabajo en el Congreso en atender y defender las necesidades de Burgos.

Por su parte, Aránzazu Miguélez, ha reconocido la "ilusión" que supone su nueva etapa en el Congreso, donde se ha comprometido a trabajar al servicio de los intereses de los leoneses y así ha citado la minería y la agricultura.

Miguélez ha recordado que ya fue número tres por el PP de León en las elecciones generales de 2008 aunque en aquella ocasión el escaño que ahora ella ocupará lo ocupó la socialista Helena Castellano.

Asimismo, María Jesús Moro, ha reconocido la "enorme satisfacción" que supone que el PP haya logrado el objetivo marcado de conseguir tres diputados más gracias al trabajo conjunto del que dice que se siente "tremendamente orgullosa",

Asimismo, Moro ha expresado su deseo de que en su nueva tarea en el Congreso trabajará para "no defraudar" a los salmantinos y a quienes han confiado en el proyecto del PP.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.