El padre de la joven sevillana Marta del Castillo, cuya desaparición y presunto asesinato se enjuicia en estos días en la Audiencia Provincial, se ha mostrado convencido de que la declaración del taxista F.J.A.B., que ha declarado en la decimoquinta sesión del juicio, "va a servir", por ser un testimonio "muy limpio, que ni está preparado ni lo parece".

"Ha estado en una actitud muy clara y dando muchos detalles", ha subrayado a los periodistas Antonio del Castillo, que ha comparecido acompañado de su suegro, José Antonio Casanueva, pues su mujer, Eva, se marchó tras sentirse mal durante el receso.

Así, ha disculpado la tardanza de este profesional en ofrecer su versión porque "pensaba que ya estaba todo, es lo normal cuando lo ves detenido"; de esta forma, incide en que el taxista "no le dio la mayor importancia" al hecho de trasladar de un sitio a otro a Francisco Javier Delgado, a quien "ha reconocido perfectamente".

Asimismo, Del Castillo ha criticado las preguntas "absurdas, para mí", que la defensa de Delgado ha realizado al testigo, como son el número de semáforos existentes en el trayecto o los kilómetros de ese recorrido. "Es su preocupación, pero tanto él como su mujer han estado muy claros y contundentes", ha explicado.

El padre de Marta ha incidido en el "miedo escénico" que ambos parecían tener, exponiendo que "no son personas que quieran salir ni tener notoriedad". Asimismo, ha recalcado que Delgado estuvo en el bar "el tiempo de recoger las botellas" —no hubo consumiciones que indicaran su presencia en el negocio— y ha hecho hincapié en que la versión de F.J.A.B. "le quita totalmente la coartada a Francisco Javier Delgado, y en parte también a la novia, pues los sitúa en el escenario del crimen".

Sobre el hecho de que la mujer del conductor se emocionara durante su declaración —sostiene que si éste no declaró antes fue responsabilidad suya—, Del Castillo mantiene que "hay que comprenderla", pues "un taxista no sabe hasta qué punto tiene importancia la carrera". En cuanto a los detalles facilitados, ha explicado que "al ser nocturno, desgraciadamente, como están las cosas, se tienen que fijar minuciosamente en los clientes que llegan".

Por último, ha calificado de "muy complicado y difícil, a estas alturas", que durante el juicio puedan salir más testigos, aunque "siempre hay alguna pieza separada abierta por la búsqueda". La declaración "da un giro en cuanto a la posición de cada uno y quitar las coartadas, pero no quita ni pone imputaciones", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.