El líder del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo, ha reivindicado este lunes los "históricos" resultados electorales obtenidos por su formación en Galicia este domingo, aunque ha rechazado hablar de cuotas de poder y ha garantizado que el vencedor en la carrera hacia La Moncloa, Mariano Rajoy, cuenta con "la confianza" de "todo" el partido, incluidos los populares gallegos, para diseñar el Gobierno "que considere oportuno".

Así "se le trasladará", ha asegurado Feijóo, en el comité ejecutivo que tendrá lugar este lunes. A renglón seguido, tras presidir el comité de dirección del PPdeG, ha agradecido públicamente el trabajo hecho por los suyos y también ha transmitido su "sincera y especial" felicitación a los votantes que apoyaron al PP y que, con su apoyo, "pusieron fin a la larga travesía de ocho años" en la oposición en el ámbito estatal.

Aunque ha admitido que resulta "complicado" aplicar la "frialdad" de las estadísticas en "un momento de enorme emotividad" como éste, ha destacado que su partido logró en la comunidad este domingo unos resultados "históricos" que le "consolidan" como la fuerza "mayoritaria" en Galicia.

"Si en 2008 la suma de PSOE y BNG superaba en 120.000 votos al PP, ahora el PP supera en 220.000 votos la suma de socialistas y nacionalistas", ha esgrimido, para recordar que el PPdeG "casi duplica" el número de escaños que logran conjuntamente PSOE y BNG en la comunidad.

Dicho esto, ha destacado que el PP tiene el "mayor" porcentaje de diputados logrados nunca en unas elecciones generales en el ámbito gallego. "Nunca, en Galicia, el PP obtuvo el 65 por ciento de los diputados", ha remarcado, para subrayar que contará con 15 de los 23 escaños gallegos en la Cámara baja. En 2000, los populares lograron 16 diputados, pero de un total de 25 en juego.

"Dos de cada tres parlamentarios gallegos que se sienten en el Congreso serán del PPdeG", ha festejado, antes de subrayar que su partido ha superado el 50 por ciento de los votos en todas las provincias gallegas y logrado subir "en todos los territorios" de la comunidad con respecto a los comicios de 2008.

Por encima de la media estatal

En la misma línea, ha explicado que el PPdeG es la fuerza más votada en 307 de los 315 municipios gallegos, lo que supone que "casi el 98 por ciento" de los ayuntamientos le votaron "mayoritariamente". Su partido es también, ha añadido, la fuerza "más votada" en las siete grandes ciudades de la comunidad.

"Sube seis puntos en el voto urbano con respecto al año 2008, superando al PSOE en casi 15 puntos", ha constatado Feijóo y ha hecho hincapié en que los populares registran la cuarta subida en porcentaje de votos de todas las autonomías —la segunda si se tiene en cuenta que en Aragón y Extremadura el PP concurría en coalición con otras fuerzas—.

Del mismo modo, ha enfatizado que, de las comunidades que han dado representación parlamentaria a más de dos fuerzas, Galicia es "la segunda" en porcentaje de voto.

Asimismo, el PPdeG supera "en aproximadamente ocho puntos" la media lograda por el partido en el ámbito estatal y, en concreto, Feijóo ha destacado que, en Lugo, el PPdeG creció "más de 11 puntos" en el porcentaje de voto respecto a 2008.

"El PPdeG aspiraba a subir cuatro diputados y lo logró; el BNG aspiraba a mantener su representación parlamentaria y lo logró; el PSdeG aspiraba a tener un mejor resultado que el PSOE a nivel estatal y no lo logró", ha resumido Feijóo, satisfecho por el hecho de que "un gallego y militante del PPdeG" vaya a ser el próximo presidente del Gobierno.

Aspiraciones "colmadas"

Pese a su reivindicación de los resultados "históricos" logrados en la comunidad, preguntado por si se traducirán dichas cifras en puestos en el Gobierno de Rajoy, el líder del PPdeG ha replicado que "ya se tradujeron" en un hueco en el Consejo de Ministros que ocupará el propio Rajoy "como ministro-presidente".

"Ese objetivo es el número uno que colma todas las aspiraciones del PPdeG", ha sentenciado Feijóo, quien ha destacado que su jefe de filas y candidato a presidente "es gallego, militante del PP" e hizo "toda su carrera política" en Galicia hasta que se trasladó a Madrid en los 90.

"Lo que le puedo asegurar es que habrá un gallego en La Moncloa tras la sesión de investidura, el resto son cuestiones importantísimas, pero secundarias", ha defendido, para reafirmarse en que una vez conseguido que Rajoy sea presidente él no tiene "más aspiraciones".

Acerca de si no sería especialmente interesante para Galicia contar con un ministro de Fomento natural de la comunidad, el líder del PPdeG ha replicado que "seguro que sería interesante", pero ha matizado que los gallegos saben "diferenciar" entre un "buen" Gobierno y determinadas "actitudes" de ministerios "aislados".

De este modo, ha vuelto a rechazar entrar en especulaciones sobre "ministros, secretarios o subsecretarios" y, a modo de argumento, ha alegado que en el anterior Ejecutivo hubo "muchos" ministros gallegos, pese a lo cual los ciudadanos de la comunidad apoyaron "masivamente" en las urnas al PP, "que no tenía ninguno".

Llamamiento a la unidad

En su intervención, el jefe de filas del PPdeG ha realizado un llamamiento a la unidad de los ciudadanos, para proclamar que "más allá de eslóganes" es necesario "asumir" que de una situación "gravísima" como la que vive actualmente España "sólo se sale juntos".

También ha avisado de que es "importante" contar con un PSOE que esté "a la altura de las circunstancias" y, tras censurar a quien hizo campaña basándose en recortes "que ni se produjeron ni se producirán", ha manifestado su deseo de que haya "un responsable" de los socialistas que "ayude" al PP a "solventar la herencia" que se encontrará.

Por último, ha transmitido "un mensaje" a los gallegos afirmando que Galicia constituye "un pueblo pequeño, pero valiente", para agregar que, como comunidad, seguirá haciendo "todo lo que esté en sus manos para ser parte activa de la solución a los problemas de España".

Consulta aquí más noticias de A Coruña.