La Delegación de Salud de Córdoba y la Dirección Gerencia del Distrito Sanitario de Córdoba han condenado y lamentado este lunes la agresión física y verbal que sufrido este domingo, a manos de tres mujeres, un profesional sanitario mientras ejercía su labor, en concreto un celador-conductor del Centro de Salud Santa Victoria.

A este respecto y a través de un comunicado, el director gerente del Distrito Sanitario de Córdoba, Luciano Barrios, ha señalado que "cualquier tipo de violencia, tanto física como verbal, dentro o fuera de un centro sanitario es inaceptable". Por ello, ha mostrado su solidaridad y apoyo al profesional del Dispositivo de Cuidados Críticos y Urgencias (DCCU) "que ayer sufrió, en el ejercicio de su labor, un episodio de agresión física y verbal por parte de una ciudadana".

La presunta agresora ha sido una usuaria que, sin motivo, se ha abalanzado sobre el vehículo sanitario que se desplazaba hacia el centro de salud, tras volver de un aviso domiciliario. Tras una serie de insultos y amenazas durante un corto trayecto, al detenerse en un semáforo, la ciudadana se acercó al conductor de la ambulancia agrediéndolo, por diferencias en la conducción. Posteriormente, la agresora se desplazó al Centro de Salud Santa Victoria, acompañada de otras dos personas, y se dirigieron al celador, agrediéndolo físicamente de nuevo.

Ante esta situación, los profesionales sanitarios informaron a los cuerpos de seguridad para que se desplazaran hasta el lugar del suceso. Mientras, el personal de seguridad del cetro de salud ayudó al profesional para separar a las presuntas agresoras, que le causaron diversas policontusiones en diferentes partes del cuerpo.

Ante esto, el Distrito Sanitario activó de forma inmediata el Plan de Prevención de las Agresiones del Servicio Andaluz de Salud (SAS), que incluye asistencia jurídica y apoyo psicológico a los profesionales afectados.

Esta medida pone a disposición de los trabajadores un plan de prevención, con el objetivo prioritario de reducir las posibles agresiones e incorporando, además de un protocolo de actuación con asistencia jurídica y apoyo psicológico, una serie de herramientas, tales como cursos de formación en manejo de situaciones conflictivas, adaptaciones de locales y ubicación de profesionales y análisis de las incidencias que se producen, entre otros.

Este mismo domingo, el celador del Dispositivo de Cuidados Críticos y Urgencias del Distrito presentó la correspondiente denuncia por agresión verbal y física, respectivamente.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.