Cruz Roja ha desplegado, desde este domingo, un amplio dispositivo de asistencia psicosocial en Onda (Castellón) para atender a los familiares de las cuatro personas de la misma familia que fallecieron al quedar atrapadas en su vehículo por la crecida de agua cuando circulaban por el Río Seco de dicha localidad.

En estos momentos se encuentra desplazado en la población de Onda un ERIE (Equipo de Respuesta Inmediata ante Emergenias), integrado por ocho voluntarios de Cruz Roja, especializados en este tipo de intervenciones, con un psicólogo a la cabeza, que interviene tanto en los domicilios particulares de los familiares de las víctimas, como en el tanatorio; a la espera de que esta tarde se celebre el funeral.

En estos momentos, al parecer, se está valorando llevar a cabo la ceremonia en un lugar más amplio, ante la afluencia de personas que se espera acudan a despedir a los cuatro miembros de esta familia que el agua arrastró, según ha informado Cruz Roja en un comunicado.

Cruz Roja tiene activadas además otras tres ambulancias, con nueve voluntarios, para intervenir en caso de necesidad en la población de Onda. Paralelamente siguen en alerta todos los equipos de emergencia, tanto socorristas terrestres como acuáticos, para activar si se precisa intervenir por las fuertes lluvias que azotan la provincia, en cualquier zona, como ocurrió el fin de semana en Vinaròs.

Consulta aquí más noticias de Castellón.