Según informa la Comandancia en una nota, la operación se inició cuando una tripulación de servicio de la Agencia Tributaria detectó una embarcación neumática de 12 metros de eslora y provista de tres motores de 750 caballos que navegaba con rumbo a la costa almeriense. Por las características de la misma, se estableció un dispositivo de seguimiento y control en el que participó la Guardia Civil.

La embarcación fue controlada desde mar, a través de las patrulleras de la Agencia Tributaria y de la Guardia Civil, así como desde tierra, por medio de medios técnicos y humanos, hasta que inesperadamente esta aumentó la velocidad y puso rumbo directo a la playa almeriense de La Fabriquilla', donde la varan sus tripulantes antes de abandonar la zona.

A continuación, el personal participante en el operativo accede al lugar donde queda varada la embarcación e inician su inspección de forma que, si bien en principio la embarcación neumática no transporta ningún tipo de mercancía, una inspección en profundidad desveló ocultos en un doble fondo practicado en el casco de fibra 1.772 kilogramos de hachís distribuidos en un importante número de paquetes, perfectamente embalados y de distintos tamaños.

El balance de esta intervención supone la incautación de los 1.772 kilogramos de hachís, que los narcotraficantes transportaban y de la embarcación neumática utilizada para la introducción del alijo. Del estupefaciente incautado se habrían obtenido más de 7.000.000 de dosis. Las diligencias conjuntas han sido entregadas en el Juzgado de instrucción número 4 de Almería.

Consulta aquí más noticias de Almería.