Maradona
Diego Armando Maradona, a su llegada a Buenos Aires tras la muerte de su madre. Martin Quintana / Reuters

Diego Armando Maradona llegó el domingo a Argentina, sin hacer declaraciones, para despedir los restos de su madre, Dalma Franco, más conocida como Doña Tota, fallecida el sábado a los 81 años como consecuencia de una afección cardíaca.

Después de un extenso viaje desde Dubai, donde dirige al club Al Wasl, el exseleccionador argentino llegó al aeropuerto bonaerense de Ezeiza y rápidamente se marchó por una puerta lateral sin realizar declaraciones a la prensa.

"Ayer le pedí que viniera cuando vi que el cuadro no era bueno. Y después le informé sobre el fallecimiento de su madre", explicó el domingo el médico de la familia, Alfredo Cahe, a medios locales.

Dalma Franco había sufrido en los últimos meses numerosos ingresos hospitalario Maradona se enteró de la muerte de su progenitora durante su viaje desde Dubai a Buenos Aires, adonde decidió viajar luego del ingreso de su madre a una sala de terapia intensiva.

'Doña Tota' estaba internada en la sala de terapia intensiva del sanatorio Los Arcos, del barrio porteño de Palermo, a raíz de un recaída de su delicado estado de salud, que en los últimos meses había motivado varias ingresos hospitalarios.

Madre de ocho hijos, 'Doña Tota' había sido internada con un "cuadro de sepsis, insuficiencia renal crónica reagudizada, inestabilidad hemodinámica y deterioro del estado general", precisó un comunicado del sanatorio Los Arcos.

Las muestras de pesar se multiplicaron en las redes sociales y también a través de comunicados, como fue el caso de Lionel Messi, quien lamentó el fallecimiento de la madre del astro a través de su fundación.

Jugadores e hinchas realizaron además un minuto de silencio antes del inicio de los partidos previstos de la decimoquinta jornada del Torneo Apertura de la máxima categoría del fútbol local.

Los integrantes del equipo del Boca salieron incluso al campo de juego con un brazalete negro para manifestar su pesar, mientras que el creativo Juan Román Riquelme pidió al club que no le hicieran un homenaje previsto para el domingo por sus 15 años en la Primera División.

Maradona siempre se mostró muy apegado a su madre, al punto que en su espalda tiene un tatuaje de una rosa con la leyenda "Tota, te amo"