El PSOE de Cuenca ha achacado el "batacazo" electoral a la abstención y "al auge en la provincia de fuerzas minoritarias como Izquierda Unida y Unión Progreso y Democracia".

El secretario provincial de los socialistas, José Luis Martínez Guijarro, ha afirmado que a partir de ahora realizarán una oposición "leal" y "constructiva" y que trabajarán" por la defensa de los derechos sociales y por el mantenimiento de los servicios públicos".

Por su parte, el diputado electo por el PSOE por la provincia, Luis Carlos Sahuquillo, ha asegurado que se han "dejado la piel" en la campaña pero que los ciudadanos "ya tenían concebida la idea de que querían un cambio y han ido masivamente a votar".

En este sentido, ha lamentado los resultados de algunos municipios como Quintanar del Rey, donde hasta ahora era "impensable" una derrota del PSOE. "Desde el 1977 que perdimos por 33 votos con la extinta UCD siempre hemos ganado todo tipo de elecciones en la localidad, y hoy hemos perdido por 400 votos", ha lamentado.

Así, ha asegurado que "es tiempo para la reflexión" y para "trabajar para darle la vuelta a esta situación, porque en trabajo el PP no va a ganar nunca al PSOE".

Oposición "sin callarse"

Sahuquillo ha augurado una oposición "responsable pero sin callarnos", y ha indicado que el PSOE "defenderá los derechos de los ciudadanos de Cuenca con los ideales de un partido socialdemócrata que ha cambiado este país cuando ha gobernado".

Por su parte, la senadora electa por el PSOE, Inmaculada Cruz, ha lamentado los datos, y ha señalado que ya han comenzado a trabajar para remontar estos resultados.

"Desde este momento estamos dispuestos a remontar estos malos resultados y a trabajar como hemos sabido trabajar en la campaña y cuando hemos estado gobernando", ha apuntado.

Consulta aquí más noticias de Cuenca.