En la anterior con las urnas para elegir a los representantes de Andalucía en el Congreso de los Diputados y en el Senado, celebrada el 9 de marzo de 2008, la participación se situó en el 72,77 por ciento, mientras que se registraron 45.124 votos en blanco —un 1 por ciento de los sufragios emitidos—.

En las diez elecciones generales celebradas en Andalucía desde el inicio de la democracia (1977, 1979, 1982, 1986, 1989, 1993, 1996, 2000, 2004 y 2008) la participación nunca ha bajado del 68 por ciento ni ha superado el 79 por ciento, según datos oficiales del Ministerio del Interior consultados por Europa Press.

El mayor porcentaje de participación en las urnas se registró en los comicios generales de 1982, cuando el PSOE alcanzó por primera vez el Gobierno de la Nación con Felipe González, con un índice del 78,75 por ciento. Por contra, el más bajo se produjo en el año 1979, cuando se registró un 68,65 por ciento.

La participación en el resto de elecciones generales celebradas en Andalucía alcanzó el 78,48 por ciento en 1977; el 70,77 por ciento en 1986, coincidiendo con los comicios al Parlamento andaluz; el 69,33 por ciento en 1989 en solitario; y el 76,20 por ciento en 1993, junto a las elecciones al Parlamento Europeo.

Las cuatro últimas elecciones generales, celebradas coincidiendo con las autonómicas, registraron un índice de participación del 78 por ciento en 1996; el 68,77 por ciento en 2000; el 74,77 por ciento en 2004; y el 72,77 por ciento en 2008.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.