Aguirre deposita su voto
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ejerce su derecho al voto en el colegio Pi i Margall, situado en la madrileña plaza del Dos de Mayo. Kote Rodrigo / EFE

El Partido Popular ha obtenido 19 diputados en la Comunidad de Madrid, uno menos que en las elecciones de 2008. Con prácticamente la totalidad de los votos escrutados, el PP ha logrado 1.702.731 votos, frente a los 872.136 del PSOE, que solo ha conseguido 10 escaños, cinco menos que en las anteriores elecciones generales.

El 20-N se ha traducido, por tanto, en el peor resultado del PSM en unas generales, y ha "roto el suelo" que tenía en las elecciones nacionales de 1996, cuando logró el 31,42% de los votos y consiguió 11 escaños, o en las de 1977, cuando tuvo un 31,68% y también 11 sillones en el hemiciclo.

Los dos partidos que han salido beneficiados de esa pérdida de diputados por parte de los dos principales partidos han sido sin lugar a dudas IU y UPyD. Izquierda Unida ha conseguido en las elecciones de este domingo tres escaños, que triplican el único que tenía por Madrid en la anterior legislatura, pero pierde la condición de tercera fuerza política.

IU gana dos escaños pero pierde la condición de tercera fuerza política En marzo de 2008 la lista que encabezaba Gaspar Llamazares logró el 4,6% de los votos en Madrid y ahora la candidatura que tiene al frente a Cayo Lara se ha llevado tres escaños y ha superado ligeramente el ocho 8% de los sufragios. En coalición con Los Verdes, IU se beneficia del bajón general del PSOE y de los cincos diputados que han perdido los socialistas dos son para la formación de izquierdas y los otros tres para UPyD.

De este modo IU vuelve a otros tiempos en los que la circunscripción por Madrid era una de las más poderosas de esa organización o, anteriormente, del PCE. En mayo pasado, en los comicios locales, IU logró trece escaños en la Asamblea de Madrid y seis ediles en la capital de la región. Ahora, sin embargo, el aumento en porcentaje y escaños no ha evitado que IU haya perdido el tercer puesto en beneficio de UPyD, no sólo en toda la circunscripción madrileña sino también en numerosos municipios.

Ese bajón ha sido especialmente relevante es localidades como San Fernando de Henares y Rivas-Vaciamadrid, dos lugares con alcalde de IU. En ambos la coalición "rojiverde" es ahora la tercera fuerza, a mucha distancia del PP, primer partido en los dos municipios.

El PSOE ha perdido más de 500.000 votos en Madrid UPyD, el partido que preside Rosa Díez, ha conseguido situarse como tercera fuerza política en la Comunidad de Madrid, por encima de IU, y con cuatro diputados en esta circunscripción confirma su tendencia al alza. En marzo de 2008 Rosa Díez consiguió un escaño en el Congreso por Madrid y empezó una travesía que en menos de cuatro años ha dado ya frutos.

Las expectativas de que las elecciones municipales y autonómicas de mayo pasado podían ser fructíferas cuando el partido magenta obtuvo ocho parlamentarios en la Asamblea de Madrid y varias decenas de concejales - cinco en la capital -, con la particularidad de que en varios municipios han sido básicos a la hora de formar gobierno.

Ahora Rosa Díez, antigua dirigente socialista, recoge lo sembrado y en Madrid añade tres escaños más al suyo, que podrían proceder de los que se deja el PSOE, que ha perdido cinco (IU ha conseguido dos más que en 2008). Con algo más del diez% de los votos UPyD sube más de seis puntos y medio respecto a las anteriores elecciones legislativas y cuatro en relación con las autonómicas de mayo último. Por el contrario, el gran perdedor ha sido el PSOE, que ha conseguido cerca de 500.000 votos menos que en las elecciones de 2008.

Tomás Gómez: "Es el momento de un punto y aparte"

El secretario general del Partido Socialista de Madrid (PSM), Tomás Gómez, al analizar los resultados electorales de su formación política, ha reconocido la derrota y ha señalado que este "es el momento de un punto y aparte" ya que el resultado es "suficientemente contundente".

Gómez ha comparecido esta noche en la sede del PSM en la plaza del Callao rodeado de colaboradores cercanos como Delia Blanco, Maru Menéndez, o Amparo Valcarce. "El resultado de esta noche en España es suficientemente contundente como para que los socialistas no pongamos una coma ya que estamos en el momento de poner un punto y aparte", según el líder de los socialistas madrileños.

Somos un partido muy fuerte y saldremos adelante "Es innegable que han sido unos resultados adversos, pero hemos demostrado que el PSOE es un partido fuerte y tenemos que seguir trabajando por los millones (de ciudadanos) que nos han votado, somos un partido muy fuerte y saldremos adelante", ha dicho Gómez. Ha reconocido que "ha sido una campaña difícil" y por ello ha agradecido a los militantes socialistas su trabajo a pie de calle.

También ha dado las gracias al candidato socialista a la presidencia del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, de quien ha dicho que "en un acto de responsabilidad se puso al frente del PSOE y se ha dejado la piel en esta campaña". "Me siento muy orgulloso de que Rubalcaba sea el 'número uno' de la candidatura de Madrid", ha destacado Gómez, quien ha felicitado al PP por sus resultados y les ha pedido "acierto" en las decisiones que tomen a partir de ahora.

"Hay que tomar nota de lo que llevan meses diciendo los ciudadanos", pero "los dirigentes no podemos ser solo los que participemos de las decisiones del partido", ha señalado. En su opinión, debe empezar una situación excepcional de "reflexión y actualización" que garantice la máxima participación de todos los militantes.

Consulta aquí más noticias de Madrid.