Las fotos de grandes espacios vacíos de la arquitecta de la luz Candida Höffer

  • La fotógrafa alemana de arquitectura de interiores expone nuevas obras.
  • Se dedica desde hace años a retratar inmensos espacios de bibliotecas, iglesias, museos, archivos...
  • Sostiene que las personas son "más visibles" al "estar ausentes".
Una de las fotos que expone por primera vez Candida Höfer
Una de las fotos que expone por primera vez Candida Höfer
Courtesy of Sonnabend Gallery, New York © Candida Höfer

La fotografía de la llamada escuela de Dusseldorf está de moda. Hace poco uno de sus más famosos integrantes, Andreas Gursky, se convirtió en el autor de la foto más cara de la historia.

Otra de las estrellas de la corriente -marcada por su monumentalismo y frialdad, por la ausencia de figuras humanas-, Candida Höfer, expone nuevas obras en el Baltimore Museum of Modern Art (EE UU). La muestra se titula Interior Worlds (Mundos interiores).

Nada nuevo excepto los lugares retratados. Höffer lleva veinte años haciendo lo mismo: fotografiando los solemnes espacios vacíos de bibliotecas, museos, iglesias, bancos, salas de espera, estaciones, hospitales y otros lugares inmensos.

Justificación de un estilo

Nunca hay presencia humana, porque la fotógrafa opina, aunque suene a justificación de su estilo, que las personas son "más visibles" al "estar ausentes".

Llamada por algunos "arquitecta de la luz", Höfer expone fotos recientes de dos edificios de Baltimore, la biblioteca de la Universidad Johns Hopkins y el Walters Art Museum. Junto a ellas, once enormes copias más de lugares que ha retratado con la misma impersonalidad, desde el Louvre hasta el monasterio de los Jerónimos de Lisboa.

Convencida de que existe una relación entre el formato de una obra y el tema mostrado, las fotos de Höfer son de enormes dimensiones.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento