Unos 250 agentes forestales exigen negociar con Medio Rural la renovación de su acuerdo laboral

Reclaman la dimisión de Juárez y Fernández-Couto por su "ninguneo" al colectivo y reivindican mejoras en las condiciones de trabajo
Agentes Forestales Exigen La Dimisión De Samuel Juárez
Agentes Forestales Exigen La Dimisión De Samuel Juárez
EUROPA PRESS

Unos 250 agentes forestales y medioambientales se han concentrado este jueves frente a las Direcciones Xerais de Montes y Conservación da Natureza, en San Lázaro y frente a la Consellería de Medio Rural, en San Caetano, para exigir la convocatoria de una reunión en la que la Administración y los representantes de los trabajadores negocien la renovación de su acuerdo laboral, que aseguran que está caducado desde 2007.

Durante las protestas, lanzaron bombas de palenque, hicieron sonar bocinas, empapelaron edificios de la Xunta con carteles en los que se podían leer las funciones otorgadas por ley a estos profesionales y cortaron el tráfico durante unos 15 minutos. Además, esgrimieron consignas como 'Sin negociación, no hay solución'; 'Juárez, dimite, la forestal no te admite'; 'Este conselleiro, es un trapalleiro' y 'Este director, es un morredor'.

La diputada del BNG y portavoz en asuntos relacionados con el medio rural, Tereixa Paz, ha estado presente durante la convocatoria, así como el portavoz del sindicato agrario Fruga, Manuel Da Cal.

El colectivo de agentes forestales y medioambientales está compuesto por unas 550 personas en toda Galicia, que denuncian el "ninguneo" por parte del actual Gobierno, tras varias solicitudes de reunión que no han recibido respuesta. "Se oyen rumores de que nos van a llamar para el día 24, a raíz de estas protestas", ha comentado a Europa Press uno de los participantes.

Así las cosas, los representantes de los cuatro sindicatos (CIG, CC.OO., UGT y CSIF) —que ya celebraron una asamblea conjunta el pasado 4 de noviembre— subrayan la necesidad de renovar un acuerdo "caduco" desde el año 2007.

Denuncian "horarios imposibles"

En declaraciones a Europa Press, Zeltia Burgos, agente forestal y secretaria de la sección sindical y de personal funcionario de la CIG, ha criticado que el departamento no convoque las mesas de negociación mientras hace cumplir a los trabajadores "unos horarios imposibles".

Durante la ola de incendios de octubre, este colectivo soportó "jornadas de 22 horas continuadas, sin descanso y sin regulación", ha denunciado Alejandro Rodríguez, agente medioambiental y representante de CC.OO.

"Nuestro enfado es tal que no nos queda otra que venir a la calle a defendernos y a reclamar una negociación seria y una política de montes seria y eficaz, que garantice el bienestar para toda la sociedad gallega", ha coincidido la sindicalista de la CIG.

Entre otras cuestiones, aseguran que no existe un plan de riesgos laborales ni se cubren las vacantes, además de denunciar la falta de medios materiales para desarrollar sus labores.

Reclaman un cambio de categoría

Según Alejandro Rodríguez, de CC.OO., el colectivo de agentes forestales y medioambientales de Galicia lleva "casi 30 años" reclamando que se les pase de grupo C2 a C1 —en la categoría de agentes facultativos medioambienales, que se creó por ley, dice, en el año 2000—.

Este cambio adaptaría su categoría a las funciones que realizan, resalta Rodríguez, pero, "pese a ser los primeros de toda España en empezar a reclamar ese pase, somos los últimos —según apunta, el proceso ya está en marcha, pero no ha concluido—". "Todas las comunidades han pasado", critica.

En las actuales condiciones, se topan con cierta "inseguridad jurídica" en el momento de, por ejemplo, redactar informes sobre la actividad incendiaria.

Mónica Ramos, en representación de UGT, ha incidido en que unos trabajadores pertenecen a un grupo y otros a otros, por lo que exigen "condiciones unitarias para todos".

No descartan recurrir a otras vías

Además, Ramos ha denunciado que por una guardia de 12 horas cobran "en torno a 14 euros" y ha mostrado su rechazo al "desmantelamiento" de las brigadas de investigación, puesto que ellos cuentan con "credenciales" para realizar estas tareas, "esenciales" para luchar contra los incendiarios, junto a la Policía Autonómica.

Por último, Rubén Pardo, del sindicato CSIF, ha destacado que la consellería "no está tomando en consideración" a este colectivo. "No quieren hablar con las centrales sindicales, que somos los representantes legales de los trabajadores. Simplemente eso, pedimos sentarnos a hablar", ha concluido. De no ser así, Pardo no descarta la convocatoria de una huelga o recurrir a la vía judicial.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento