Los 'indignados' de Wall Street tomaron este jueves Nueva York para celebrar su segundo mes de vida con numerosas protestas y demostrar que el movimiento no se ha paralizado dos días después de ser desalojados de la plaza en el sur de Manhattan en la que llevaban acampados desde el 17 de septiembre.

"La ciudad y los gobiernos no han hecho más que empeorar su problema porque ahora las protestas van a estallar de manera espontánea por todas partes en lugar de centrarse en un punto como antes", dijo uno de los manifestantes, David Shield, que mostraba su apoyo a Ocupa Wall Street en la plaza Zuccotti.

El movimiento ya es imparable Renombrada 'Plaza de la Libertad', la explanada que albergó hasta el martes el campamento de los 'indignados' neoyorquinos, concentró de nuevo este jueves las protestas de los que se hacen llamar el "99%", aunque ahora lo hacía bajo una elevada presencia policial y rodeados por vallas de seguridad. "El movimiento ya es imparable, hay tanta presencia en Internet y tanto apoyo en todas las comunidades de este país que el tema ya no es ocupar un lugar en específico, sino que la gente está levantando su voz y confrontando el sistema", añadió Shield.

La jornada de protestas, en las que según el propio alcalde de la ciudad, Michael Bloomberg, han participado alrededor de mil personas, se saldó hasta las 16.00 hora local (21.00 GMT) con 177 detenciones y siete agentes heridos, entre ellos uno con un corte en la mano, detallaron el edil y el jefe de la Policía, Ray Kelly, en una comparecencia conjunta ante la prensa. En ella, el millonario alcalde de la ciudad restó importancia a este 'Día de Acción' de los 'indignados' al afirmar que el número de simpatizantes que se unió a él "no fue incontenible y la Policía ha sido capaz de manejarlo", al tiempo que la actividad en el corazón financiero de la Gran Manzana "transcurrió con normalidad".

Día de protestas

Las protestas comenzaron a primera hora de la mañana en los alrededores de la Bolsa de Nueva York, donde hace exactamente dos meses empezó el movimiento Ocupa Wall Street, pero el elevado número de agentes en la zona y el corte de las calles colindantes al mercado de valores consiguieron que la jornada bursátil se llevase a cabo sin interrupciones.

Nosotros no tenemos más que lo que nos dejan, las migajas En la calle los manifestantes cantaban consignas como "Somos el 99%" o "Que pague Wall Street" para reunirse después en la plaza Zuccotti y desde allí marchar a la icónica Union Square, desde donde el movimiento comenzó a dividirse para llevar a cabo la "ocupación del metro", con concentraciones en 16 estaciones del suburbano en los cinco barrios que componen Nueva York. "Estamos aquí para que esas corporaciones se den cuenta de que tienen mucho y nosotros no tenemos más que lo que nos dejan, las migajas. Yo tengo dos trabajos y de todas formas casi no puedo pagar el alquiler", dijo también Francisco Acero, uno de los manifestantes, de origen colombiano.

Hasta las concentraciones de esta jornada llegaron también manifestantes de otras áreas de Estados Unidos donde han surgido protestas al igual que en Nueva York, como New Heaven (Connecticut), desde donde llegó Tommy Doomsday, un músico de 24 años. "Estoy aquí porque quiero que mis hijos tengan un futuro y no estén atascados en la esclavitud de la deuda", explicó Doomsday, quien calificó de "absolutamente ridículo y terrible" el desalojo ordenado la madrugada del pasado martes por el alcalde Bloomberg, en el que unos dos centenares de personas fueron detenidas, entre ellas el concejal de origen dominicano Ydanis Rodríguez.

La jornada de protestas no se ha dejado sentir solamente en la ciudad de los rascacielos, sino que también se han podido ver movilizaciones en ciudades como Los Ángeles, donde un total de 23 'indignados' han sido detenidos en el distrito financiero de la ciudad. El respaldo se dejó sentir también fuera de Estados Unidos, ya que la Confederación Sindical Internacional, con sede en Bruselas, expresó su apoyo al movimiento 'Ocupa Wall Street', que a su juicio supone una "inspiración" a nivel mundial para las protestas de ciudadanos que reclaman la regeneración de la democracia y del sistema económico.

La protesta se traslada al puente de Brooklyn

Miles de personas trasladaron este jueves su `indignación' al emblemático puente de Brooklyn donde la policía de Nueva York detuvo a más de medio centenar de simpatizantes del movimiento Ocupa Wall Street que celebró con diferentes protestas sus dos meses de pulso a las grandes corporaciones.

Entre los arrestados hay al menos dos concejales de Nueva York

Pasadas las 23:00 GMT miles de personas partieron de la plaza Foley, en el corazón del distrito financiero, rumbo al puente de Brooklyn, el mismo lugar donde hace mes y medio la policía detuvo a 700 personas en otra tensa jornada tras la cual la indignación en Nueva York se contagió a otras ciudades de EE UU.

Entre los arrestados hay al menos dos concejales de Nueva York, Jumaane Williams y Melissa Mark-Viverito, quienes intentaron impedir el tráfico en uno de los extremos del puente durante una sentada protagonizada por casi un centenar de personas que obligó a intervenir a la policía.

Las detenciones de los dos concejales fueron confirmadas por su compañero en la corporación municipal, Ydanis Rodríguez, que había sido detenido este martes durante el desalojo del campamento en la plaza Zuccotti ordenado por el alcalde de la Gran Manzana, Michael Bloomberg.

Pese al incidente de la sentada, pasadas las 00:30 GMT miles de neoyorquinos seguían, de forma pacífica, hacia el puente de Brooklyn, en un día de gran tensión en el que los "indignados" intentaron tomar la sede de Wall Street y trasladaron también sus protestas al metro de Nueva York.

Los manifestantes, convocados también por los principales sindicatos de la ciudad, portaban velas, vestían camisetas con las que se identificaban como integrantes "del 99%" en lucha y cantaban consignas como "Whose Streets? Our Streets!" ("¿De quién son las calles?. Son nuestras").

Durante la jornada de protestas, que los organizadores de Ocupa Wall Street bautizaron como "Día de Acción", casi dos centenares de personas terminaron en el calabozo y siete agentes y diez manifestantes resultaron heridos.

Según la policía, se presentaron cargos por agresión contra cinco de los detenidos.

El aniversario del segundo mes de Ocupa Wall Street se produce tan solo dos días después de que Bloomberg ordenase desalojar el campamento instalado por los "indignados" en la plaza Zuccotti desde el pasado 17 de septiembre, el epicentro de un movimiento que se niega a tirar la toalla.