Cartel del 20-N
Uno de los carteles sobre las elecciones del 20-N que recoge la web Voces con Futura. VOCES CON FUTURA

Tiina y Teemu, dos jóvenes finlandeses, reparten cuestionarios un viernes por la tarde en la céntrica plaza del Carmen de Madrid. Ella trabaja para una empresa suiza que prepara un estudio sobre política; él es su pareja. Están muy interesados en el 15-M. De hecho, están allí porque a esa misma hora se celebran simultáneamente dos asambleas: una del grupo Economía inter-barrios y otra del grupo de trabajo de las Elecciones Generales 20-N.

En su país las protestas contra la situación actual han sido simbólicas, aunque numerosas para ser Finlandia, de "cientos". "Vivimos bien", reconoce Teemu, que dice que con la crisis del euro es la "derecha populista" la que empieza a levantar la voz. Lo que pasa en España le suscita curiosidad, sobre todo por la cercanía de los comicios. Se pregunta si la indignación se reflejará en los resultados. Es lo mismo que querrían saber las ocho personas -el número varía cada semana- sentadas en el suelo que, desde verano, discuten cómo afrontar la cita electoral. Mae, que no para de tomar notas, colabora también con la comisión de Comunicación; José es del grupo de Política a corto plazo.

El viernes 18 se disolverán como grupo, su tarea "habrá terminado". Esta labor tenía como objetivos hacer "pedagogía del voto" y dar forma a la "contracampaña en tres actos" del 15-M -que tiene su propio blog- durante las dos semanas que dura la campaña oficial. Siempre en coordinación con otros grupos y asambleas y sometidos después sus acuerdos al consenso de la asamblea general de Sol; estamos hablando, solo, de Madrid. El grupo ha llevado a cabo un análisis crítico del sistema, ha redactado perfiles de voto, escrutado los programas, etc. Les ha costado, aunque otros grupos como el de Economía de Sol han aportado también, por su cuenta, lo suyo.

No piden el voto para nadie

"La parte más importante de nuestro trabajo es la reflexión de por qué ha sido tan difícil hablar de las elecciones en el 15-M y por qué hemos avanzado tan poco", comenta en voz alta uno de los presentes. Alguno cree que el 15-M no se ha mojado tanto como debería por la imposibilidad de ponerse de acuerdo. No piden el voto nulo, ni el voto blanco ni la abstención. No piden el voto para nadie. Oficialmente, a nivel global, tampoco se pide no votar a PP y PSOE, aunque esta sea una consigna asumida, ya que el bipartidismo es el blanco de todas las críticas. La realidad, sin embargo, va por delante: el grupo es consciente de que, por ejemplo, en las circunscripciones pequeñas como Soria o León no hay alternativa.

"Todo está está dirigido al voto útil, pero el voto útil es el voto libre", dice uno de los presentes"Todo está está dirigido al voto útil, pero el voto útil es el voto libre", dice otro de los reunidos. Un tercero recuerda que "todas las estadísticas dicen que va a subir el voto nulo". Pero todos tienen claro, tal y como puso sobre la mesa la reunión estatal de vocales de asambleas del 15-M los días 8 y 9 de octubre, que el 15-M no queda representado por ningún partido. Discrepan, pero en el fondo están de acuerdo. Para Mae todo este trabajo "sí puede conseguir algo" el 20-N. "El sistema democrático no es el mejor, pero tiene que haber un sistema de participación". Por eso, para ella sería importante lograr que el domingo "el nivel de abstención sea menor".

"El derecho a voto es subjetivo, cada uno vota lo que quiere", explica a 20minutos.es por teléfono Aitor, de Democracia Real Ya International. Pero él sí que apuesta por "acabar con el circo de PP y PSOE" y concentrar el voto en los partidos minoritarios: hay que "hackear las elecciones", añade, con un sufragio "instrumental". Insiste en que informar a los votantes, y también a los que no van a acudir a las urnas el domingo, es fundamental. "Yo votaré", dice, "es un derecho que mucha gente no ha tenido". Se trata de reapropiarse de la política "a través de ella"; el 15-M, apostilla, es "un movimiento de politización y autoaprendizaje".

Agenda política ciudadana

El 15-M ha cumplido seis meses. Y la evolución se nota. En las primeras asambleas generales que vio la Puerta del Sol, aquellas de cuatro horas y 5.000 asistentes, no se quería ni oír hablar de los políticos. Ni de la política en general. Se vetaban acciones como llevar propuestas al Congreso de los Diputados y se abucheaba a quien nombraba de refilón a algún partido. La cosa ha cambiado. No porque el movimiento haya encontrado afinidad con esos partidos -salvo casos concretos-, sino porque se ha implicado en política para construir alternativas a aquellos que, insisten, no les representan.

Los políticos saben muy bien lo que pedimos, al menos en lo que a democracia participativa se refiere"Los políticos saben muy bien lo que pedimos, al menos en lo que a democracia participativa se refiere", explican a 20minutos.es algunos miembros del Grupo Propongo. Esta herramienta online integra iniciativas y consensos de comisiones, grupos y asambleas del 15-M con propuestas de ciudadanos anónimos. Todas se votan. Y se comparten en redes sociales. A ellas se les están añadiendo las que acopiaron en las "mesas electorales" en dos jornadas de "urnas indignadas" en Madrid, los días 12 y 13 noviembre. Entre las más apoyadas en la web en el momento de la redacción de este reportaje estaban "la persecución de la corrupción, la implantación de mecanismos de democracia directa y una reforma de la ley electoral".

"La ciudadanía empieza a actuar, con medios creados por ellos mismos, más allá de los consabidos 'cuatro años'", dicen desde Propongo. Con las propuestas configurarán "una agenda política ciudadana" que "dictar" a políticos y gobernantes. Nada de programas. El cambio de modelo ha sido siempre "uno de los puntos básicos del movimiento", recuerdan. ¿Creen que los partidos se dan por aludidos? "Algunos si", pero los grandes no han incluido ninguna de esas medidas, "su actitud es puramente estratégica", opinan. "La democracia participativa no conviene al bipartidismo. Va a ser difícil  que acojan este tipo de ideas".

La jornada de reflexión

Aunque el foco mediático general esté puesto en Madrid, las ciudades, pueblos y barrios de todo el país se movilizan estos días. Bilbao, Gijón, Terrasa, Ourense o Zaragoza, entre otros lugares, tienen ya sus calendarios para el fin de semana. Para la jornada del sábado, día de reflexión, hay un llamamiento general a llenar las plazas, "pero hay que ver con qué objeto y en qué forma. No vemos la posibilidad de sostener en el tiempo una acampada", señala Aitor. Lo que buscan es "una jornada de reflexión de verdad, con mesas temáticas y debate". El 15-M en Santander, Málaga, Valladolid o Avilés ha anunciado también que "volverá a sus plazas". En Madrid harán noche; DRY Madrid ha convocado también una vigilia, con velas, para la noche del viernes.

Facebook aglutina muchas de las propuestas, como la que llama a devolver la propaganda electoralHasta entonces, las acciones se suceden. Desde el grupo Acción Gráfica 15-M, en Granada, se ocupan del "grafismo combativo", apotando carteles, pegatinas, papeletas para el voto nulo, etc. Otra "iniciativa amiga del 15M", según sus organizadores, es Vota en banco, que anima desde la web Cajero Electoral a depositar sobres con papeletas de candidaturas falsas de banqueros en los cajeros automáticos. Facebook aglutina muchas de las propuestas, como la que llama a "devolver la propaganda electoral" o la que facilita impresos para realizar, en el momento del voto, una "reclamación masiva contra el sistema electoral". El grupo de política a corto plazo del 15-M en Madrid propone denunciar las "irregularidades electorales" y convocará asambleas exprés.

En varias páginas web y blogs, individuales y colectivos -Anonymous incluido-, más o menos relacionados con el 15-M, puede encontrarse mucha información: estrategias, recepción de propuestas, mapas con casos de corrupción, etc. Además de ofrecer una tabla para saber a quién votar "para romper el liderazgo de PP, PSOE y CiU", #AritmEtica20N, iniciativa particular de un grupo de personas relacionadas con el 15-M, anuncia para el viernes por la mañana una "difusión coordinada" para "hacer el TT (Trending Topic, en Twitter) más rápido de la historia". En Pontevedra, por otro lado, han organizado mítines "reales" con candidatos de partidos.

¿Y después del 20-N?

Todo esto, sin embargo, no impedirá que el domingo haya un ganador. ¿Habrá 15-M después del 20-N? "La etapa es doble", comenta Mae a 20minutos.es, "hay gente que sabe que está todo el pescado vendido por más que el 15-M haya actuado, pero el mecanismo seguirá después". El 20-N "es el primer día", dice Aitor, "el proceso es mucho más largo". El fin es obtener "más capacidad de incidir en condiciones en las instituciones formales", añade. En Barcelona no les ha dado tiempo a organizar, como querían, una consulta popular, pero DRY cuenta con Democracia 4.0, una herramienta online "copiable y reproducible" replicada en Alemania, Colombia o Venezuela.

Basada en una idea del abogado sevillano Juan Moreno Yagüe, que redactó en 2010 un escrito de carácter administrativo solicitando al Congreso que le permitiera participar en las votaciones de la Cámara, DRY propone a los ciudadanos hacer lo mismo y exigir "su cuota de soberanía". Es el temido largo plazo, en el que el grupo de Economía de Sol ha trabajado durante estos seis meses sin pensar en elecciones o cambios de Gobierno. El pasado 13 de noviembre explicaron por qué el actual sistema "ha demostrado no ser capaz" de solucionar los problemas de la humanidad: la crisis, dijeron, "no es siquiera de un tipo de políticas, sino del sistema".