Smartphone
Un hombre utiliza un 'smartphone'. Gailjadehamilton

Una de las primeras situaciones que afronta el enfermo del alzhéimer recién diagnosticado es el miedo a salir a la calle y perderse. La tecnología intenta ayudarles.  Es lo que hace una aplicación para 'smartphones' que permite mejorar la autonomía de estas personas.

La aplicación, gratuita y de nombre Tweri, permite que las personas que se encuentran en las primeras fases de alzhéimer puedan salir a la calle sin temor a perderse, lo que a su vez también facilitará la vida a sus cuidadores. Ha sido desarrollada por la empresa madrileña Solusoft.

De paseo, pero localizado

Tweri (disponible para Android e iOS) ya ha sido probaba con éxito con enfermos de diversas asociaciones (AFAL Getafe o Manava Alzhéimer) que atienden a personas que padecen esta patología y sus familias.

La aplicación envía una alerta al dispositivo móvil que lleva el cuidadorEl sistema, basado en la geolocalización por GPS, es sencillo: el enfermo lleva encima un smartphone en el que se ha descargado la aplicación y donde sus familiares o cuidadores han fijado un tiempo máximo durante el que el paciente puede salir a la calle, así como una área geográfica delimitada por la que se podrá mover.

En el caso de que el enfermo, por un problema de desorientación o pérdida momentánea de memoria se salga de la zona de seguridad marcada para su paseo o supere el tiempo fijado para estar fuera de casa, la aplicación previamente programada envía un sms o una alerta a otro dispositivo móvil que lleva el cuidador.

Más allá del 'smartphone'

Solusoft, que ha hecho una versión en castellano y otra en inglés de Tweri, y de la que en breve habrá otra en ruso, trabaja ahora para que la aplicación también detecte posibles movimientos erráticos en los paseos del enfermo.

Además, quieren desarrollar la idea en dispositivos que no sean smartphones para aquellas personas en las que el alzhéimer esté más avanzado y exista la posibilidad de que pierda su teléfono. Así están haciendo pruebas en relojes o pulseras con GPS capaces de enviar datos, y que el enfermo no se pueda quitar.