Raquel Welch, 1966
Raquel Welch en una foto de promoción de Terry O'Neill para la película 'Un millón de años antes de Cristo' © Terry O’Neill

El comienzo es legendario y, como toda leyenda, accidental. En 1959, Terry O'Neill (Londres, 1938) trabajaba haciendo fotos de promoción para una línea aérea en el aeropuerto de Heathrow cuando le llamó la atención la figura de un hombre que echaba una cabezada de urgencia sobre una mesa de la terminal. Hizo una foto y no le dió mayor importancia. Una toma curiosa más, pensó.

Al revelar el carrete y pasar el negativo a papel alguien le advirtió de que aquel tipo roto por el cansancio y solitario era el entonces ministro británico del Interior, el influyente político conservador Rab Butler. A los pocos días, el fotógrafo tenía una oferta de contrato sobre la mesa del tabloide Daily Sketch y la foto del ministro dormido en el aeropuerto paseaba por medio mundo como metáfora de las agotadoras negociaciones derivadas de la lucha de poder interna entre los derechistas británicos en plena Guerra Fría.

Retratista de referencia

O'Neill era demasiado bueno para el tabloide y tenía suficiente don de gentes como para ir a más. Durante la década de los años sesenta se convirtió en el retratista de referencia en Inglaterra, donde no había quien se le escapase.

Hizo fotos a grandes figuras del espectáculo, desde Judy Garland a Laurence Olivier, y tuvo el olfato suficiente para no dejar pasar el nacimiento del pop británico. Quizá sea el fotógrafo que más veces tuvo frente al objetivo a The Beatles, The Rolling Stones y otros músicos de aquellos tiempos boyantes en genio y fotogenia.

La "antología definitiva"

La galería londinense Proud anuncia Screen Sirens & Rock Rebels (Sirenas de la pantalla y rebeldes del rock), la "antología definitiva" de la larga carrera de O'Neil. La muestra incluye una serie de imágenes inéditas seleccionadas por el fotógrafo tras acometer, hace dos años, la organización de su archivo personal de negativos.

Cuando preparaba la retrospectiva, O'Neill dijo que fue el primer sorprendido al darse cuenta de la "enorme cantidad de imágenes que hice y que nunca había revelado, impreso o exhibido".

Fue como abrir una cápsula del tiempo enterrada hace 50 años"Había olvidado, hablando con franqueza, que hice tantas fotos de los Beatles y los Rolling Stones cuando eran sólo un par de grupos emergentes, unos chicos que se iban a convertir en las caras de los swinging sesenta. Me hicieron recordar que ellos y yo fuimos jóvenes al mismo tiempo. Fue como abrir una cápsula del tiempo que yo mismo había enterrado hace cincuenta años", añadió.

En la muestra hay retratos de sirenas de la pantalla como Brigitte Bardot, Raquel Welch, Jane Fonda y Audrey Hepburn y rebeldes del rock como David Bowie, John Lennon, Mick Jagger y Keith Richards.

Terry O'Neill, hijo de padres irlandeses, estuvo casado con la actriz Faye Dunaway. Tuvieron un hijo en 1980 y se divorciaron en 1986. Ambos polemizaron en público sobre la paternidad del crío hace unos años, cuando el fotógrafo afirmó que era adoptado y la actriz que se trataba de un hijo biológico.