La abogada acusada de encargar el asesinato de su exmarido a dos sicarios: "Que se pudra"

  • La Audiencia Provincial juzga a María Dolores M.P. por encargar a un sicario el asesinato de su marido, que murió de tres disparos.
  • También están imputados los presuntos autores materiales.
  • Los hechos ocurrieron en 2007 en Ciempozuelos.
Imagen de archivo de la Audiencia Provincial de Madrid.
Imagen de archivo de la Audiencia Provincial de Madrid.
EP

La abogada acusada de encargar a un sicario el asesinato de su exmarido en Ciempozuelos (Madrid) supuestamente porque temía que este le quitara la custodia de su hija comentó a un conocido por teléfono, después del crimen, que la víctima se podía "pudrir bajo tierra".

"Tengo sentimientos encontrados, a veces le odio y otras no", dijo este lunes la procesada, María Dolores M.P., en la primera sesión del juicio que se celebra en la Audiencia Provincial, en la que se han escuchado varias conversaciones telefónicas de la procesada hablando con sus familiares sobre la muerte de su exmarido, Miguel Ángel S.P.

"Está siendo malo hasta después de muerto", dice en otra conversación la acusada, que ha negado haber temido en algún momento perder la custodia de su hija.

En el juicio también se sientan en el banquillo Eloy S.B., dueño de una empresa de seguridad privada, y Charles Michael G.C., presunto autor de los disparos que acabaron con la vida de Miguel Ángel S.P., a quienes se acusa, al igual que a la abogada, de los delitos de asesinato, amenazas y extorsión.

Las defensas de los procesados han anunciado que pedirán la absolución de sus defendidos ante lo que consideran ausencia de pruebas y evidencias para incriminarles en la causa. El abogado de María Dolores ha señalado que el caso es "una mala novela policíaca" y que las acusaciones del fiscal no se corresponden con la verdad.

El letrado de Eloy, el único acusado que reconoció ciertos aspectos de los hechos ante la Guardia Civil, dijo este lunes que renuncia a cualquier tipo de indemnización por parte de Charles Michael, acusado de extorsionar al primero después del crimen para obtener más dinero. La defensa del supuesto ejecutor ha pedido que se le facilite la transcripción de la declaración en la que inculpaba a su cliente.

Creía que existía un "complot judicial"

Los hechos se remontan a 2006, cuando la procesada, que se había casado en 1998 con Miguel Ángel y separado unos años después, pensó que era "víctima de una suerte de complot judicial en su contra" para que el exmarido consiguiera la guarda y custodia de la hija de ambos, según el escrito provisional del fiscal.

María Dolores decidió entonces contactar con Eloy S.B., que se movía en el círculo de los porteros de locales de ocio nocturno, para encargarle que encontrara a una persona que matara a Miguel Ángel. Eloy le puso en contacto con Charles Michael G.C., quien dijo haberse dedicado con anterioridad a gestionar cobros de morosos.

En enero de 2007, María Dolores y su exmarido tuvieron una vista sobre la custodia de la hija y ella le amenazó diciéndole: "Te tengo que matar, te tengo que ver muerto".

El fiscal señala que el 31 de enero de ese año, Charles Michael persiguió a la víctima para matarla cuando ambos iban en sus coches, pero solo le ocasionó una contusión en un brazo. Finalmente, el 14 de marzo de 2007, Eloy y Charles Michael esperaron a la víctima en su casa y, mientras el primero daba indicaciones desde la calle al segundo, éste esperaba a Miguel Ángel en el descansillo de su piso y le disparó hasta en tres ocasiones, causándole la muerte.

Eloy abonó a Charles Michael 12.000 euros por este crimen, aunque después le tuvo que dar cerca de otros 20.000 euros por las exigencias del supuesto ejecutor de los disparos. Días más tarde, la mujer fue detenida.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento