Conde-Pumpido
El Fiscal General del Estado, Cándido Conde Pumpido. EFE / ARCHIVO

La Fiscalía investiga más de mil casos de niños robados en España, ha afirmado este lunes el fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, quien ha añadido que las pesquisas son muy complejas debido a la antigüedad de los hechos y ello hace que muchas causas se tengan que archivar.

Algunos casos son cesiones voluntarias a cambio de un dinero o adopciones irregularesAsí lo ha dicho antes de la reunión de la Junta de Fiscales Superiores de las comunidades autónomas que este lunes se celebra en Palma y en la que se analizarán los procedimientos relacionados con niños robados. Ha explicado que los ministerios fiscales de cada provincia siguen las más de mil diligencias abiertas en el país, en las cuales ya se ha tomado declaración a varias personas, se han practicado exhumaciones y se han realizado pruebas de ADN.

El fiscal general ha advertido de que estas investigaciones son muy complejas y difíciles, ya que, dada su antigüedad, es complicado encontrar pruebas en la mayor parte de los hechos. Por ello, ha explicado que algunos de los casos se están teniendo que archivar por falta de pruebas.

Además, ha añadido que se trata de cuestiones de naturaleza muy distinta, ya que si bien en ocasiones son "verdaderos robos de niños", otras veces se investigan cesiones voluntarias a cambio de un dinero o adopciones irregulares. La Fiscalía, ha dicho, está separando caso por caso y sigue avanzando en la investigación coordinando las actuaciones de las diferentes fiscalías regionales en reuniones como la que se celebra este lunes en Palma.