Afectados por la causa de los "niños robados" entre los años 50 y 80 han denunciado este miércoles en varias ciudades, entre ellas Madrid, el archivo "masivo" de las denuncias presentadas en los tribunales y han pedido apoyo a los ciudadanos.

Tras la pancarta Todos los niños robados son también mis niños, investigación exhaustiva de todas las denuncias presentadas, un grupo de afectados se ha concentrado en la Plaza Jacinto Benavente de Madrid durante toda la mañana para pedir firmas de apoyo.

La asociación SOS Bebés Robados ha presentado más de 100 denuncias, de las que un 50% han sido archivadasSoledad Monzón, presidenta de SOS Bebés Robados de Madrid, ha indicado que se trata de una concentración "sin banderas", de todas las asociaciones y por una causa común: "que se dejen de archivar las demandas por parte de la Fiscalía". En este sentido, ha explicado que su asociación ha presentado más de cien denuncias, de las que un 50% han sido archivadas.

Además, ha pedido a los ciudadanos su implicación: "Hay más de 200.000 niños robados o desaparecidos y si la sociedad no reacciona es que está enferma". Monzón, a quien, según ha detallado, le quitaron a su hijo en 1980, ha manifestado que este tipo de actos sirven para que la gente se diga a sí misma: "No me ha pasado solamente a mí, no estoy loca".

Mila, una de las afectadas que busca a su hermano y que ha presentado una denuncia, ha relatado que a su madre le quitaron al bebé después de que naciera "en perfecto estado". Esta afectada, quien ha detallado que una de las pruebas que han presentado ante los tribunales es una foto que le hizo el hospital a su hermano, ha opinado que este tipo de movilizaciones sirven para animar a otras familias a que denuncien y para que los padres adoptivos se den cuenta que muchos adoptaron de manera ilegal. "Yo no pido que mi hermano, que cumplirá 32 años en diciembre, se venga con nosotros, pero sí que sepa que sus padres no le abandonaron y que tiene cinco hermanos", ha subrayado Mila.

Una monja la amenazó con quitarle la otra hija

Hay más de 200.000 niños robados o desaparecidos y si la sociedad no reacciona es que está enfermaPor su parte, María Luisa Torres ha explicado su caso de reencuentro con su hija este año, después de casi 30 años. Esta madre ha afirmado que en 1982 le robaron en el Hospital Santa Cristina de Madrid a su hija y una monja la "amenazó con quitarle la otra o incluso la cárcel". Según Torres, en el hospital madrileño le dijeron que su hija había sido adoptada en Francia, lo que "era falso" (según esta afectada su hija vivía en Madrid, a unos kilómetros de su casa).

Su hija, quien siempre supo que era adoptada, comenzó a buscar a su madre cuando tenía 15 años, sin la oposición de su padres adoptivos, para lo que pasó por algunos platós de televisión. Finalmente, y después de una prueba de ADN, madre e hija se reencontraron este año, ha manifestado Torres, quien ha presentado una denuncia. A la concentración se acercó una ex trabajadora del hospital Santa Cristina, quien aseguró haber vivido "en directo" lo que denuncian ahora estas familias, si bien ha preferido no dar su nombre.

En Valencia, un grupo de personas afectadas se ha manifestado a las puertas de la Ciudad de la Justicia para insistir en su petición de que la Justicia investigue "hasta el final" los casos y no les deje "de lado" archivándolos "sin más". En Alicante, once familias han denunciado ante la Fiscalía el presunto robo de bebés y varias más han anunciado su intención de hacerlo en los próximos días.

Consulta aquí más noticias de Madrid.