Santiago Bernabéu
El estadio Santiago Bernabéu, en una imagen de archivo. EP

El Real Madrid podrá construir un complejo comercial y de ocio de 12.250 metros cuadrados de edificabilidad en la parcela desocupada de 5.216 metros cuadrados, que hay delante de la fachada del estadio Santiago Bernabéu en el Paseo de la Castellana, gracias a la modificación del Plan General de Urbanismo de la capital que ha aprobado este jueves el Gobierno municipal de Alberto Ruiz-Gallardón.

Dicha modificiación permitirá también terminar de cubrir el estadio y dotarlo de una imagen más moderna, según ha informado en rueda de prensa tras la Junta de Gobierno el vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, además de llevar a cabo la construcción bajo rasante del nuevo complejo comercial y de ocio de un aparcamiento subterráneo privado de hasta 600 plazas.

A cambio, el Real Madrid deberá derribar la zona comercial de la Esquina del Bernabéu, que tiene una edificabilidad de 6.858 metros cuadrados y que se convertirá en un parque, y ceder al Ayuntamiento cuatro parcelas en Carabanchel, en el barrio de Opañel, que el consistorio destinará a 4.330 metros cuadrados de zonas verdes y 3.636 de equipamientos.

El vicealcalde ha indicado que el 10% del valor del incremento de edificabilidad que el club debe ceder al Ayuntamiento asciende a 6.667.000 euros -lo que sitúa el beneficio de la operación por este concepto en cerca de 67 millones de euros-. En todo caso, más de 14.000 metros cuadrados de incremento de edificabilidad corresponden al cubrimiento del uso deportivo del estadio, que legalmente computa como tal.

La modificación del Plan general entra ahora en período de información pública

Cobo, que ha informado de que la modificación del Plan general entra ahora en período de información pública, ha señalado que las actuaciones derivadas de este proyecto generarán una inversión privada superior a los 200 millones de euros y cerca de 3.000 empleos, de ellos casi 600 después de las obras.

El portavoz del Gobierno municipal ha asegurado que el Ayuntamiento no ha dado "ningún tipo de trato preferencial" al Real Madrid, al que se ha referido como una "institución importante" y ha defendido que la operación supondrá "beneficios para la ciudad, para el barrio y para el Real Madrid".

Ha opinado que no es "una cantidad de metros cuadrados nada exagerada" la que se autoriza al club -del que es seguidor- y que "por supuesto" el Ayuntamiento ganará dinero con esta operación, como con "todas" las que ha acordado con equipos de fútbol, incluida la que ha definido como la "más espectacular", que permitió construir las Cuatro Torres en la antigua ciudad deportiva blanca.

En esta operación, como en "cualquier otra", ha subrayado, el Ayuntamiento aplica la legislación vigente y obtiene los beneficios correspondientes. Entre los beneficios para la ciudad, el vicealcalde ha mencionado las dos nuevas zonas verdes, los equipamientos para el barrio de Opañel y la reducción de los niveles de contaminación acústica y lumínica en el entorno del Bernabéu como consecuencia del cubrimiento del estadio.

Para el club, el principal beneficio, según Cobo, será disponer de un estadio "de vanguardia", con todas las gradas cubiertas y con una mejor accesibilidad, ya que también se ha previsto otras medidas como el establecimiento de líneas de autobuses lanzadera para acceder cuando haya citas deportivas.

Próximos pasos

Tras la aprobación inicial de la modificación del Plan General se abre un periodo de información pública de un mes, durante el que se solicitarán los informes sectoriales preceptivos, entre ellos, los de análisis ambiental.

Acabado el estudio y, en su caso, incorporadas las alegaciones y prescripciones sectoriales, se llevará al Pleno para su aprobación provisional, y finalmente se remitirá a la Comunidad de Madrid para su aprobación definitiva.

Consulta aquí más noticias de Madrid.