Los padres de Marta del Castillo, Eva y Antonio, entrando a la Audiencia de Sevilla
Los padres de Marta del Castillo, Eva y Antonio, entrando a la Audiencia de Sevilla EFE

La menor de Camas (Sevilla) con la que tuvo una relación sentimental el autor confeso del crimen de Marta del Castillo, ha afirmado este jueves que entre Miguel Carcaño y su hermano golpearon a Marta del Castillo repetidamente. Además, ha dicho que entre Miguel Carcaño, su hermano (Francisco Javier Delgado) y "otros más" se deshicieron del cuerpo.

Rocío, que así se llama la menor, asegura que Miguel le contó todo lo que ocurrió la noche de la desaparición de Marta cuando lo vio salir por la ventana de la habitación en la que ambos dormían. También manifestó que Miguel la llevó a una arboleda de Camas y que le indicó que allí habían dejado a Marta.

La joven, que en todo este tiempo ha dado varias versiones de los hechos, ha asegurado que no contó nada de lo que sabía porque a los pocos días de conocer los hechos recibió una llamada en la que le dijeron que si contaba algo rajarían a su madre de "arriba a abajo".

Declara la madre de la exnovia de Carcaño

Previamente, Soledad G., la madre de la menor, ha dicho en el juicio que, durante una entrevista en la cárcel de Morón de la Frontera, Miguel Carcaño le confesó que el día de los hechos mantuvo una "bronca" con la víctima y en un momento dado "se le fue la mano, cogió un cenicero y le dio un cacharrazo", tras lo que el 'Cuco' y Samuel Benítez llegaron al domicilio de León XIII y se llevaron el cuerpo de Marta en el maletero del coche de un tío de Samuel. "Yo creí esta versión", ha aseverado.


Miguel le confesó el crimen y aseguró no saber nada del paradero del cuerpo
En la octava sesión del juicio que se sigue en la Audiencia Provincial por la violación y el presunto asesinato de Marta, Soledad G. ha dicho que, en esta entrevista mantenida en prisión, Miguel le confesó el crimen y aseguró no saber nada del paradero del cuerpo, ya que "le preguntó a Samuel pero no le dijo dónde estaba". No obstante, ha dicho que el mismo domingo día 25 de enero de 2009 vio a Miguel y éste "me contó que Marta se había perdido y que él fue el último que la vio" con vida.  

Posteriormente, y antes de que Carcaño fuera detenido, "le volví a preguntar y me dijo que seguía perdida y que no sabía dónde estaba". "Su actitud era muy tranquila; empecé a sospechar que algo raro había su forma de actuar, pues tal como salían cosas en televisión le ponía delante y él agachaba la cabeza, como si no le importara siquiera", ha agregado, señalando que su hija Rocío, tras prestar declaración judicial, "me contó que la noche de los hechos vio a Miguel salir por la ventana" de la habitación del piso de Camas y que éste le dijo a su hija que "tenía que ir a quitar pruebas". "Mi hija no dijo ésto antes porque tenía miedo", ha afirmado.  

Respecto a las distintas versiones ofrecidas por su hija menor de edad a lo largo de todo el proceso, esta testigo ha dicho que Rocío "las justificó por su cariño" por Miguel Carcaño, "pues seguía enamorada de él", aunque, una vez el autor confeso del crimen entró en prisión, "se rompió la relación" de noviazgo que mantenían desde finales de noviembre de 2008.

El cuerpo a los contenedores de basura

Antonio T.D., dueño de un bar situado cerca de la casa en la que vivía Miguel Carcaño, asesino confeso de Marta del Castillo, ha declarado este jueves ante el tribunal que en torno a las 2.00 horas del 25 de enero de 2009 vio a dos jóvenes con una silla de ruedas llevando un bulto a unos contenedores de basura.

El dueño de un bar asegura que vio a dos personas llevar un bulto a unos contenedores En el juicio por la muerte de Marta, el dueño del bar ha afirmado que, a una distancia de 20 o 30 metros, no vio la cara de los jóvenes, uno diez centímetros más alto que otro y ambos vestidos con sudaderas con capucha, y ha precisado que el bulto era una moqueta o una alfombra situado encima de la silla de ruedas, que no estaba cuando regresaban de los contenedores.

Protegido en su declaración por un biombo, el dueño del bar ha dicho que relacionó la actitud de los jóvenes con la muerte de Marta cuando Carcaño cambió de versión y dijo que arrojó el cuerpo de la menor a un contenedor y no al Guadalquivir, como afirmó en un principio.

El testigo ha precisado que no vio a los jóvenes, que caminaban rápido, arrojar el bulto a un contenedor, y ha agregado que recordaba la hora exacta en que se cruzó con ambos porque en esos momentos estaba viendo, junto a unos familiares, un programa de coplas en Canal Sur Televisión.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.