El expresidente de la Mancomunidad del Andévalo y actual alcalde de Paymogo (Huelva), José María Infante (PSOE), y el primer edil de La Puebla de Guzmán, Antonio Beltrán (PSOE), están citados para declarar este jueves en el juzgado de Instrucción número 2 de Valverde del Camino, después de que la titular del mismo los imputara junto a otros siete alcaldes de las localidades que forman parte de la Mancomunidad del Andévalo — antes de las elecciones municipales, ocho del PSOE y uno del PP — por un supuesto delito de malversación de caudales públicos, tras la denuncia interpuesta por la empresa malagueña Novasoft Ingeniería el 27 de julio de 2010, según han confirmado a Europa Press fuentes cercanas al caso.

De estos siete imputados, ya han declarado cuatro, concretamente los exalcaldes socialistas de Alosno Benito Pérez Ponce y de Cabezas Rubias Esteban Naranjo, y el exalcalde de la localidad de Calañas Fernando Recio (PSOE) y de El Cerro del Andévalo Juan Manuel Borrero (PP), mientras que próximamente irán declarando los demás.

Así, el 17 de noviembre tendrán que declarar la alcaldesa de Santa Bárbara de Cala, Gonzala Gómez (PSOE), así como el alcalde de Tharsis, Lorenzo Gómez (PSOE). Por último, el 1 de diciembre, está citado para declarar al ex alcalde de La Zarza-Perrunal Francisco Martín.

Según reza en una diligencia judicial, a la que tuvo acceso Europa Press, los hechos se remontan a 2007, cuando la empresa Novasoft resultó adjudicataria del contrato 'Prestación de Servicios de Teleasistencia al ciudadano. Tramitación electrónica' para la Mancomunidad de Andévalo Minero, con un importe de 468.097 euros.

En el desarrollo y ejecución del contrato no se produjo ninguna incidencia a destacar, y la implantación del sistema se llevó a cabo sin mayores complicaciones. Es más, la Mancomunidad de Municipios de Andévalo aceptó la finalización de los trabajos con fecha 28 de mayo de 2008.

Los problemas, según reza en la denuncia, surgen al momento del abono del importe del contrato, ya que una vez finalizados y aceptados los trabajos realizados no se procedió al abono de las cantidades debidas, pese a contar la Mancomunidad con una subvención de la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa de la Junta de Andalucía de 418.823 euros para tal fin.

Declaración de los dos primeros exalcaldes

Por su parte, según confirmaron a Europa Press fuentes cercanas al caso, el exalcalde de Alosno aseguró durante su declaración el pasado 4 de octubre que se ha enterado "del asunto a través de la denuncia", ya que a pesar de ser el vicepresidente de la Mancomunidad, el cargo "era simbólico porque no participaba ni en la gestión, ni en la contratación ni en el día a día", a lo que añadió que "no todo pasaba por el pleno" y era el expresidente de la entidad y actual alcalde de Paymogo, José María Infante (PSOE), "el que decidía convocarlo, el que se encargaba de la contratación y el que firmaba".

En esta línea, precisó que en relación a la empresa Novasoft, él "nunca participó en ningún pleno o reunión relacionado con esta compañía", aunque reconoció que en algunas reuniones con Infante "hizo mención a Novasoft, pero nunca convocó a ningún representante".

Por su parte, el exalcalde de Cabezas Rubias Esteban Naranjo aseguró que se enteró de todo el asunto "por la prensa", así como que desconocía la existencia de la deuda con la compañía. En este sentido, señaló que asistía a los plenos, aunque no a todos, pero no sabía "cómo se gestionaban las subvenciones".

Del mismo modo, insistió en que las personas que tenían "la responsabilidad o capacidad de decisión eran el presidente y el vicepresidente". Así, Naranjo afirmó que no conocía la situación económica de la Mancomunidad ni el servicio contratado, pero ha reconocido que "muchas veces" se enteraba por "la prensa", ya que, según ha asegurado, "muchas veces cuando pedía información al respecto, no se facilitaba".

Consulta aquí más noticias de Huelva.