Dilma visita a Lula en el hospital
La presidenta de Brasil Dilma Rousseff (d) y el ministro de hacienda de Brasil, Guido Mantega (c), visitan al expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva (i) el lunes 31 de octubre de 2011, en el Hospital Sírio-Libanés en Sao Paulo, (Brasil). EFE/RICARDO STUCKERT/INSTITUTO LULA

El mandatario Hugo Chávez ha dado ánimos al ex presidete Lula durate una de sus apariciones en TV durante el pasado fin de semana.

"Nos estamos especializando en vencer al cáncer en América Latina" ha dicho. Asegura que el ex presidente brasileño tenía prevista una visita a Caracas para el 11 de noviembre, entre otros motivos por la preocupación sobre la salud de Chávez. "Ahora no podrá venir más, de momento", dijo éste.

Chávez quiso "repetir lo que me dijo el presidente Correa, cuando yo estaba en La Habana, en los peores días, en los días difíciles, hace cuatro meses, más o menos: “Chávez te voy a repetir lo que dijo Simón Bolívar en el terremoto de Caracas. Si la naturaleza se opone, lucharemos contra ella y contra el cáncer y lo que venga y la haremos que nos obedezca, pero nosotros vamos adelante».

Precisamente comparando el tratamiento mediático de la enfermedad de los dos políticos, la revista The Economist destaca la transparencia que ha rodeado la notícia del tumor de Lula da Silva, cuyo diagnóstico se comunico rápidamente. La revista afirma que esto no podría haber sido de otra manera, gracias a la "obstinada" prensa brasileña, que ya dio gran repercusión al reciente tumor de Dilma Rouseff.

Visita de Dilma Rousseff

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, visitó este lunes en Sao Paulo a su antecesor, Luiz Inácio Lula da Silva, hospitalizado para tratar un cáncer, y afirmó que el ex presidente está "muy bien y dispuesto", incluso para desfilar en el carnaval de 2012, en el que recibirá un homenaje.

"Estuve visitando al ex presidente Lula y salgo muy contenta, porque lo veo a él muy bien y dispuesto, con aquella inmensa energía que el expresidente Lula tiene", afirmó Rousseff a periodistas después de dejar el Hospital Sirio Libanés, en el que se internó este mismo lunes el ex mandatario.

Según los médicos, Lula  tiene "grandes posibilidades" de ser curado.

Rousseff incluso bromeó sobre el buen estado de salud de Lula y aseveró que el ex jefe de Estado estará en condiciones de participar en enero de los ensayos de la escuela de samba Gavioes da Fiel (gavilanes de la fiel), formada por seguidores del club Corinthians y que homenajeará al ex gobernante en el carnaval en febrero.

"Entonces salgo de aquí con la seguridad que, en enero, veremos al expresidente Lula desfilando en la Gavioes da Fiel", apuntó Rousseff, cuya vida política inspiró también una de las comparsas de otra escuela de samba de Sao Paulo, la Vai Vai, que le rendirá un homenaje a las "Mujeres que brillan".

La mandataria se trató en 2009 de un cáncer linfático en el mismo hospital, cuando era ministra de la Presidencia de Lula y antes de convertirse en candidata para relevarlo desde el pasado 1 de enero en el cargo más importante del país.

Rousseff visitó a Lula antes de participar en la entrega del premio "Las empresas más admiradas de Brasil", concedido por la revista Carta Capital, y de viajar, esta misma noche, a Cannes para participar de la Cumbre del G20.

Ataques en las redes sociales

Poco después de conocerse la notícia del cáncer de Lula, varios internautas iniciaron una campaña para que el ex presidente se tratase en el Sistema Único de Saúde, (Sistema Público de Salud, muy deficiente en calidad y cobertura).

Los internautas se quejan de que el ex mandatario, que siempre izó la bandera de los pobres, se trate en el que es el mejor y más caro hospital de América Latina (algo que ya hizo en su día Dilma Roussef). En reacción a estas críticas, ciudadanos solidarios con el ex presidente afirman que este es un debate que no tiene cabida en este momento y le demuestran su apoyo.

Uno de ellos ha sido su antecesor, Fernando Henrique Cardoso, quien desde el instituto que lleva su nombre,  ha declarado que "los ataques en las redes sociales son un equívoco" y que su salud debe ser respetada, al tiempo que expresa su  solidaridad y le desea una pronta recuperación.

Relativo optimismo

Lula padece de un tumor en la laringe que según informaron este lunes los médicos en una rueda de prensa está en estadio de desarrollo medio y tiene "grandes posibilidades" de ser curado.

"El tumor es relativamente inicial, pero no tanto como para solucionarlo con una simple cirugía, pero está localizado, eso es lo importante, porque la oportunidad de cura es elevada", subrayó el director del Departamento de Oncología del Hospital Sirio Libanés, Paulo Hoff.

La biopsia realizada el sábado, después de las sospechas de la enfermedad durante un chequeo médico de rutina, confirmó que se trata de un tipo de cáncer bastante común en la laringe y se espera que pueda reaccionar favorablemente a la quimioterapia, que comenzó hoy para una fase inicial de tratamiento de unos tres meses.

Según la previsión de los médicos Lula apenas va a necesitar permanecer hospitalizado hoy y previsiblemente mañana podrá regresar a su casa, donde proseguirá con el tratamiento y tomando la medicación a través de un catéter.

El tratamiento será evaluado nuevamente dentro de unos cuarenta días y el mandatario suspendió hasta enero sus actividades públicas entre las que tenía programados viajes a Estados Unidos, Venezuela y República Dominicana.

La mandataria se trató en 2009 de un cáncer linfático en el mismo hospital, cuando era ministra de la Presidencia de Lula y antes de convertirse en candidata para relevarlo desde el pasado 1 de enero en el cargo más importante del país.

Rousseff visitó a Lula antes de participar en la entrega del premio "Las empresas más admiradas de Brasil", concedido por la revista Carta Capital, y de viajar, esta misma noche, a Cannes para participar de la Cumbre del G20.

Ataques en las redes sociales

Poco después de conocerse la notícia del cáncer de Lula, varios internautas iniciaron una campaña para que el ex presidente se tratase en el Sistema Único de Saúde, (Sistema Público de Salud, muy deficiente en calidad y cobertura).

Los internautas se quejan de que el ex mandatario, que siempre izó la bandera de los pobres, se trate en el que es el mejor y más caro hospital de América Latina (algo que ya hizo en su día Dilma Roussef). En reacción a estas críticas, ciudadanos solidarios con el ex presidente afirman que este es un debate que no tiene cabida en este momento y le demuestran su apoyo.

Uno de ellos ha sido su antecesor, Fernando Henrique Cardoso, quien desde el instituto que lleva su nombre,  ha declarado que es "los ataques en las redes sociales son un equívoco" y que su salud debe ser respetada, al tiempo que espresa su  solidaridad y le desea una pronta recuperación.

Relativo optimismo

Lula padece de un tumor en la laringe que según informaron este lunes los médicos en una rueda de prensa está en estadio de desarrollo medio y tiene "grandes posibilidades" de ser curado.

"El tumor es relativamente inicial, pero no tanto como para solucionarlo con una simple cirugía, pero está localizado, eso es lo importante, porque la oportunidad de cura es elevada", subrayó el director del Departamento de Oncología del Hospital Sirio Libanés, Paulo Hoff.

La biopsia realizada el sábado, después de las sospechas de la enfermedad durante un chequeo médico de rutina, confirmó que se trata de un tipo de cáncer bastante común en la laringe y se espera que pueda reaccionar favorablemente a la quimioterapia, que comenzó hoy para una fase inicial de tratamiento de unos tres meses.

Según la previsión de los médicos Lula apenas va a necesitar permanecer hospitalizado hoy y previsiblemente mañana podrá regresar a su casa, donde proseguirá con el tratamiento y tomando la medicación a través de un catéter.

El tratamiento será evaluado nuevamente dentro de unos cuarenta días y el mandatario suspendió hasta enero sus actividades públicas entre las que tenía programados viajes a Estados Unidos, Venezuela y República Dominicana.

La mandataria se trató en 2009 de un cáncer linfático en el mismo hospital, cuando era ministra de la Presidencia de Lula y antes de convertirse en candidata para relevarlo desde el pasado 1 de enero en el cargo más importante del país.

Rousseff visitó a Lula antes de participar en la entrega del premio "Las empresas más admiradas de Brasil", concedido por la revista Carta Capital, y de viajar, esta misma noche, a Cannes para participar de la Cumbre del G20.

Ataques en las redes sociales

Poco después de conocerse la notícia del cáncer de Lula, varios internautas iniciaron una campaña para que el ex presidente se tratase en el Sistema Único de Saúde, (Sistema Público de Salud, muy deficiente en calidad y cobertura).

Los internautas se quejan de que el ex mandatario, que siempre izó la bandera de los pobres, se trate en el que es el mejor y más caro hospital de América Latina (algo que ya hizo en su día Dilma Roussef). En reacción a estas críticas, ciudadanos solidarios con el ex presidente afirman que este es un debate que no tiene cabida en este momento y le demuestran su apoyo.

Uno de ellos ha sido su antecesor, Fernando Henrique Cardoso, quien desde el instituto que lleva su nombre,  ha declarado que es "los ataques en las redes sociales son un equívoco" y que su salud debe ser respetada, al tiempo que espresa su  solidaridad y le desea una pronta recuperación.

Relativo optimismo

Lula padece de un tumor en la laringe que según informaron este lunes los médicos en una rueda de prensa está en estadio de desarrollo medio y tiene "grandes posibilidades" de ser curado.

"El tumor es relativamente inicial, pero no tanto como para solucionarlo con una simple cirugía, pero está localizado, eso es lo importante, porque la oportunidad de cura es elevada", subrayó el director del Departamento de Oncología del Hospital Sirio Libanés, Paulo Hoff.

La biopsia realizada el sábado, después de las sospechas de la enfermedad durante un chequeo médico de rutina, confirmó que se trata de un tipo de cáncer bastante común en la laringe y se espera que pueda reaccionar favorablemente a la quimioterapia, que comenzó hoy para una fase inicial de tratamiento de unos tres meses.

Según la previsión de los médicos Lula apenas va a necesitar permanecer hospitalizado hoy y previsiblemente mañana podrá regresar a su casa, donde proseguirá con el tratamiento y tomando la medicación a través de un catéter.

El tratamiento será evaluado nuevamente dentro de unos cuarenta días y el mandatario suspendió hasta enero sus actividades públicas entre las que tenía programados viajes a Estados Unidos, Venezuela y República Dominicana.

La mandataria se trató en 2009 de un cáncer linfático en el mismo hospital, cuando era ministra de la Presidencia de Lula y antes de convertirse en candidata para relevarlo desde el pasado 1 de enero en el cargo más importante del país.

Rousseff visitó a Lula antes de participar en la entrega del premio "Las empresas más admiradas de Brasil", concedido por la revista Carta Capital, y de viajar, esta misma noche, a Cannes para participar de la Cumbre del G20.

Ataques en las redes sociales

Poco después de conocerse la notícia del cáncer de Lula, varios internautas iniciaron una campaña para que el ex presidente se tratase en el Sistema Único de Saúde, (Sistema Público de Salud, muy deficiente en calidad y cobertura).

Los internautas se quejan de que el ex mandatario, que siempre izó la bandera de los pobres, se trate en el que es el mejor y más caro hospital de América Latina (algo que ya hizo en su día Dilma Roussef). En reacción a estas críticas, ciudadanos solidarios con el ex presidente afirman que este es un debate que no tiene cabida en este momento y le demuestran su apoyo.

Uno de ellos ha sido su antecesor, Fernando Henrique Cardoso, quien desde el instituto que lleva su nombre,  ha declarado que es "los ataques en las redes sociales son un equívoco" y que su salud debe ser respetada, al tiempo que espresa su  solidaridad y le desea una pronta recuperación.

Relativo optimismo

Lula padece de un tumor en la laringe que según informaron este lunes los médicos en una rueda de prensa está en estadio de desarrollo medio y tiene "grandes posibilidades" de ser curado.

"El tumor es relativamente inicial, pero no tanto como para solucionarlo con una simple cirugía, pero está localizado, eso es lo importante, porque la oportunidad de cura es elevada", subrayó el director del Departamento de Oncología del Hospital Sirio Libanés, Paulo Hoff.

La biopsia realizada el sábado, después de las sospechas de la enfermedad durante un chequeo médico de rutina, confirmó que se trata de un tipo de cáncer bastante común en la laringe y se espera que pueda reaccionar favorablemente a la quimioterapia, que comenzó hoy para una fase inicial de tratamiento de unos tres meses.

Según la previsión de los médicos Lula apenas va a necesitar permanecer hospitalizado hoy y previsiblemente mañana podrá regresar a su casa, donde proseguirá con el tratamiento y tomando la medicación a través de un catéter.

El tratamiento será evaluado nuevamente dentro de unos cuarenta días y el mandatario suspendió hasta enero sus actividades públicas entre las que tenía programados viajes a Estados Unidos, Venezuela y República Dominicana.