> Miedo a los patos junto al golf

Miedo a los patos junto al golf

Los vecinos protestan por las heces que dejan en las urbanizaciones.
Por fortuna, la gripe aviar no ha dado señales de vida en Alicante, aunque algunos vecinos de Playa San Juan miran con inquietud el cielo al ver pasar algunas aves.

«Hay patos que viven en los pequeños lagos del campo de golf y que se escapan  para dirigirse a las aguas de las piscinas de las urbanizaciones más próximas», describió ayer Juan Zaragoza, concejal de Sanidad.

«El problema surge cuando nos llaman los residentes para que recojamos a estos animales, que defecan allí y lo dejan todo perdido, por si se encuentra algún caso de gripe aviar, pero no podemos hacer nada, porque son aves migratorias que no han fallecido», agregó el concejal.

Por el momento, en el censo total de más de 200 aves que ha analizado el Ayuntamiento de Alicante en las diferentes granjas y corrales no se ha detectado ningún brote de gripe aviar. «No hay incidencias al respecto», comentó Zaragoza, quien añadió que «al día se analizan entre 9 y 15 aves fallecidas. Todos los análisis efectuados han dado negativo».

Una de las recientes medidas que ha tomado el Consistorio con referencia a las aves es la de multar con sanciones de hasta 600 euros a los vecinos que alimenten a las palomas.

Comunidad Valenciana

Mostrar comentarios

Códigos Descuento