Rajoy descarta que se produzcan movilizaciones contra sus medidas si llega al poder

  • El líder del PP, que se definió como un "político moderado, anunció que excluirá de los recortes el gasto en pensiones.
  • A la vez, puntualizó que no le gustaría recortar en Sanidad y Educación.
  • Sobre Zapatero, le criticó por negar la crisis en 2008.
El líder del PP, Mariano Rajoy, en una imagen de archivo.
El líder del PP, Mariano Rajoy, en una imagen de archivo.
EFE

El líder del PP, Mariano Rajoy, aseguró que España "no, en absoluto" será la próxima Grecia y descartó que, si vence en las elecciones del próximo 20 de noviembre, las medidas que imponga vayan a generar movilizaciones ciudadanas en contra.

En una entrevista que publica el diario The Washington Post, Rajoy repasó su programa electoral y sus propuestas económicas para sacar a España de la crisis.

El candidato del Partido Popular a la presidencia del Gobierno asegura que su objetivo será la creación de empleo y el crecimiento económico y sus prioridades, la reducción del déficit público, el retorno del crédito y la reestructuración del sistema fiscal, donde apunta que "no creo que debamos aumentar los impuestos de inmediato".

Rajoy descarta que las medidas que adopte vayan a generar agitación social. "Tengo que hacer lo que todo el mundo espera de nosotros. Creo que la mayor parte de la sociedad española es muy consciente de que las cosas no van bien y que tendremos que hacer esfuerzos. Es la razón por la que no soy pesimista sobre la reacción del pueblo español", indica el político, quien afirma que "no, en absoluto" España será la próxima Grecia.

El actual líder de la oposición española sostiene la necesidad de una reforma de las leyes laborales y del sistema de convenios colectivos, así como de un firme programa de austeridad.

No obstante, excluye de los recortes el gasto en pensiones y puntualiza que no quisiera reducir el acceso a la sanidad y la educación. "Son servicios a los que la gente tiene derecho. Tenemos que mantener esos servicios", puntualiza.

Rajoy critica asimismo la gestión del Gobierno encabezado por José Luis Rodríguez Zapatero, que considera que cometió un "gran error" al negar la existencia de la crisis en 2008. Considera asimismo que el "tímido" proceso de reformas ha creado "una gran incertidumbre" y ve como un desacierto el aumento del gasto público en 2009, que elevó el déficit público al 11 por ciento del PIB.

El candidato popular defiende también sus credenciales para ponerse al frente del país, al recordar que ha ocupado cuatro carteras ministeriales diferentes y ha ganado dos elecciones internas, y apunta que de ser necesario un gobierno de coalición ya cuenta con la experiencia necesaria para ello.

Rajoy, que se describe como "un político moderado", alude también al cese definitivo de la violencia anunciado por ETA hace diez días y considera que se trata de "una buena noticia" pero "sólo podremos estar realmente en paz cuando se produzca una disolución efectiva de esta banda terrorista".

"Debemos ser prudentes y permanecer unidos y hacer cumplir las leyes. Estos terroristas están aún fuera de la ley", sostiene.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento