Las floristerías advierten de que la venta en la calle y la crisis supondrán un descenso en sus ingresos

Destacan que cada vez más los malagueños optan por flores artificiales
Flores
Flores
EUROPA PRESS

Las floristerías malagueñas también están notando los efectos de la crisis económica y prevén, respecto a 2010, un descenso en las ventas durante la festividad de Todos los Santos, una de las más importantes para el sector, junto con San Valentín y el Día de la Madre. No obstante, han advertido de que en esa bajada influyen también otros aspectos como la competencia que supone para ellos la venta ilegal en la calle y por parte de los vendedores ambulantes que sí cuentan con licencias municipales y que en el caso de la capital han aumentado este año.

La presidenta de la Asociación Provincial de Floristerías, Ana Moreno, ha considerado "una competencia desleal" no sólo la venta ilegal, sino también la de los vendedores ambulantes que cuentan con la autorización administrativa municipal, ya que "no les piden absolutamente nada, ni estar dados de alta como autónomos ni tener permiso de responsabilidad civil". Precisamente, ha dicho que el sector está "indignado", puesto que "el Ayuntamiento nos dijo que iría disminuyendo el número de permisos y nos hemos encontrado con que los ha doblado".

"Nosotros mantenemos un negocio durante todo el año y estos días son vitales para nosotros porque tendríamos que equilibrar la media anual, por tanto, si nos los quitan con la venta ilegal y a través de los permisos, estamos en un sinvivir, ya que nos quedamos con el género y nos fastidian el año", ha manifestado a Europa Press, añadiendo de forma irónica que "quizá nos saldría más rentable irnos a la calle a vender".

En cuanto a las ventas en las floristerías, puede que se mantenga el número de clientes, pero los ingresos sí están descendiendo, una bajada que se acumula a la de años anteriores, ya que "la gente gasta mucho menos". Asimismo, también podría afectar en la reducción del consumo, tal y como ha subrayado Moreno, el aumento en los últimos años de las incineraciones frente a los enterramientos.

Desde hace un mes aproximadamente las floristerías malagueñas están recibiendo pedidos, aunque las ventas se concentran en estos días, especialmente este lunes, 31 de octubre, y algunas también el mismo 1 de noviembre, ha señalado la representante del sector.

Por otra parte, Moreno ha resaltado una tendencia de los últimos años: la compra cada vez más de flores artificiales, que representan en torno a un 35 por ciento con respecto a las naturales. En cuanto a éstas últimas, las más vendidas suelen ser los claveles, las margaritas, las rosas y, en menor medida y en contra de lo que ocurría hace años, los crisantemos. PRECIOS

Sobre los precios, pueden encontrarse flores desde los cinco euros de un paquete de margaritas con cinco tallos o los nueve euros de una docena de claveles colombianos hasta los 30 euros de una vara de orquídea y los 40 euros de 12 rosas.

En líneas generales, suelen costar más en estas fechas debido a que "los floristas las compramos al productor en torno a un 20 o un 30 por ciento más caras y eso acaba repercutiendo en el cliente", según Moreno, quien ha precisado que, ante esto, la gente opta por "comprar menos cantidad y de flores más baratas".

Preguntada por la procedencia de las flores, la presidenta de la Asociación Provincial de Floristerías ha explicado que más del 50 por ciento proviene del extranjero, sobre todo de Ecuador, Colombia y Holanda. Dentro de España, destaca el municipio gaditano de Chipiona.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento