Diego cree que el PRC no sacará ningún diputado y asegura que votar a los regionalistas son papeletas "inútiles"

Intentará que en el gabinete de Rajoy haya "personas identificadas con Cantabria" porque "será bueno" para la comunidad
El Presidente De Cantabria, Ignacio Diego
El Presidente De Cantabria, Ignacio Diego
EUROPA PRESS

El presidente de Cantabria y del PP regional, Ignacio Diego, ha opinado este domingo que su partido conseguirá sacar tres diputados en las elecciones generales y el PSOE dos y ha asegurado que votar al PRC el 20 de noviembre son papeletas "perdidas" e "inútiles" que no tendrán "ninguna repercusión" ni servirán "absolutamente para nada", salvo, en algunos casos, para un "desahogo".

En una entrevista en RNE, en la que ha participado Europa Press, Diego ha opinado que "en absoluto" la irrupción del PRC en las elecciones generales restará algún congresista a los 'populares'.

"No que va. ¿Restarnos? En absoluto. Estas elecciones son unas elecciones generales, unas elecciones en las que se juega un modelo de Estado, un Gobierno para España y no otra cosa y, cuando se juega esto, en España hay dos opciones posibles, nada más", ha dicho el presidente, en referencia al PP y al PSOE, y se ha mostrado "seguro" de que los cántabros "optarán por una o por otra" porque "no caben" más.

Según ha dicho, por una parte está la alternativa del PP con lo que, a su juicio, supone de "cambio y apertura, de esperanza y de generación de ilusión en los españoles" y, por otra, la de un Gobierno presidido por del PSOE acompañado de "nacionalistas, particularistas, regionalistas y demás" que —ha dicho— "abundaría en mayores problemas y en mayor debilidad del Gobierno dentro y fuera de España".

"Esas son las dos únicas opciones", ha remarcado Diego, quien ha asegurado que está "absolutamente seguro" de que, a la vista de la "corriente mayoritaria" que, en su opinión, tiene "necesidad de cambio", su partido conseguirá subir en votos, si bien cree que no lo hará en diputados.

En este sentido, y aunque no renuncia a ello, ha resaltado la "enorme dificultad" de lograr por parte de cualquier grupo político un diputado más en Cantabria. "Eso es francamente muy, muy, muy difícil", ha dicho.

Diego ha insistido que en cada vez está "más claro" y es "evidente" que existe una "necesidad" de cambio en el Gobierno de la Nación después de vivir, a su juicio, "ocho años de frustraciones" de mano de los socialistas, a los que ha acusado de haber deteriorado "muy seriamente" el mercado laboral y de generar "mucho paro", y la cohesión nacional "abundando y dando más alas a los particularismos y nacionalismos".

"Ocho años poniendo en cuestión el modelo de Estado, ocho años de deteriorar la economía de una manera muy grave y de no saber afrontar una crisis que otros países ya han sacado adelante generan necesidad de cambio", ha añadido.

Un cántabro en el gabinete de rajoy

Por otra parte, y una vez pasadas las elecciones del 20 de noviembre, Diego ha asegurado que, si finalmente Mariano Rajoy se convierte en presidente de España, tiene la "ilusión" e "intentará" que en el gabinete del líder del PP haya algún "paisano" o "personas identificadas con Cantabria" porque -ha dicho— "eso siempre será bueno".

"Sí, yo tengo la ilusión que tiene que tener siempre un cántabro de encontrar a un paisano y, además si es un paisano al que se quiere, al que se aprecia, al que se sabe su vinculación con la tierra y su cariño por la tierra, por Cantabria pues a uno le hace mayor ilusión", ha avanzado Diego.

Sin embargo, ha aclarado que, al igual que un Ejecutivo regional no son sólo los consejeros, en el Gobierno de España hay "otros puestos", al margen del de ministros, que son "muy relevantes" y "muy trascendentes" con los que, en su opinión, pueden hacerse "muchas cosas" por Cantabria.

Cuestionado sobre si con Rajoy, Cantabria verá compensada su deuda con el Estado y recibirá financiación para el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla (HUMV), Diego ha asegurado que esta obra es la que ocupa el "primer plano" entre sus prioridades y las de los cántabros, quienes, a su juicio, tienen, tras cuatro años "de retrasos", la "necesidad" de ver concluido el hospital "de manera satisfactoria y lo antes posible".

"Nosotros queremos responder a esa necesidad", ha señalado Diego, quien ha resaltado la "obligación" que tiene un Gobierno de establecer prioridades.

De hecho, ha opinado que "uno de los muchos errores" de su predecesor, Miguel Ángel Revilla, fue "no establecer ningún tipo de prioridad".

"Ir a La Moncloa y decir que quería, no un AVE, dos AVES; que quería Valdecilla, que eso lo dijo muy pocas veces porque no debía de preocuparle mucho, pero que quería la Autovía Dos Mares, que quería también no sé cuantas carreteras, que quería también... y al final el señor Zapatero hizo lo fácil en este caso: decirle que sí a todo y no darle nada y así está Cantabria", ha afirmado el presidente cántabro.

Ha garantizado que el Ejecutivo que dirige va a hacer "las cosas distintas" y va a fijar prioridades, que serán en un "primer plano" Valdecilla y, a continuación, la conclusión del tramo Solares-Torrelavega de la Autovía del Cantábrico (A-8), una obra que es un "esperpento", que se está "deteriorando" y que "cada día" costará más dinero.

Sin embargo, y aunque estas son las prioridades del nuevo Gobierno, Diego ha asegurado que eso no significa que renuncie al AVE, algo que -ha dicho— no hará "nunca", si bien ha reconocido que apuesta por proyectos "realizables" en un plazo "inmediato", y no por aquellos a los que le quedan aún "años" de "papeleo" y para generar puestos de trabajo.

"Si fijamos nuestro objetivos en un proyecto que se requieren años todavía para que se empiece, estamos diciéndole a la gente que nos vamos a poner sobre un proyecto en exclusiva, como hizo el señor Revilla, que no puede empezarse y con eso no puede generar puestos de trabajo en Cantabria hasta dentro de años", ha explicado Diego, quien ha señalado que su Gobierno irá "pautando" sus peticiones.

Brotes verdes

Por otra parte, Diego ha señalado que las acciones del Gobierno del PP "no están sorprendiendo a nadie porque ya dijeron lo que iban a hacer" y ha confiado en que, si sorprenden con algo, sea con un proyecto o noticia que genere "ilusión" entre los ciudadanos ya que, a su juicio, "falta hace".

Sin embargo, ha reconocido que su proyecto político aún no ha tenido "repercusión" en la generación de empleo porque requiere pasos que son "imposibles" de dar en tres meses y la actual situación responde a la "inercia" de los ocho años anteriores del Gobierno PRC-PSOE.

Por este motivo, no ha querido hacer predicciones sobre los plazos en los que, en Cantabria, se podrán ver "brotes verdes" o, al menos, "más claros" que ahora, porque -ha dicho— prefiere limitarse a trabajar.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento