> La corriente transcontinental sahariana dispara el calor

La corriente transcontinental sahariana dispara el calor

Afecta también a la calidad del aire que respiramos al llenar la atmósfera de polvo en suspensión que llega del desierto.
.
.
Bolívar / J. L. / V. V.
Los andaluces respiramos ayer aires de mala calidad. Y no sólo en las capitales y grandes ciudades, sino en zonas consideradas como muy saludables como la Sierra Norte de Sevilla, la sierra de Cádiz o Sierra Morena.Incluso en la capital granadina, protegida por Sierra Nevada, la Red de Vigilancia y Control de la Calidad del Aire de Andalucía detectó ayer unos niveles de contaminación atmosférica por partículas que le obligaron a definir la calidad del aire como «muy mala». ¿Por qué? Por los vientos del sur dominantes estos últimos días, desde principios de semana, cuando saltó la denominada corriente transcontinental sahariana. No sólo nos trae aire muy caliente (ya se nota), sino que viene llena de partículas en suspensión, que no son otra cosa que polvo del desierto.

De esta forma, la unión de aire sucio y caluroso está haciendo insufribles los últimos días. Ayer las temperaturas volvieron a subir: en Córdoba llegaron hasta los 40 grados, la máxima de España, según las mediciones del Instituto Nacional de Meteorología. Y Granada y Sevilla también se superaron, con 38 grados, uno más que el martes.

Paraguas, helados... todo vale

Otro día de fuerte calor en las calles andaluzas. En la imagen de la izquierda se observa un termómetro en la Gran Vía granadina, que marcaba 41 grados a mediodía, y a la sombra. Además, la suciedad del aire ha obligado a muchos a usar mascarillas. Abajo, los helados e incluso los paraguas han servido para soportar el bochorno en las calles de Sevilla.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento