Dimite el canónigo de San Pablo por la protesta de los indignados

  • Al parecer su dimisión se vio motivada por las diferencias entre los responsables de la catedral sobre qué mediddas adoptar con relación a la acampada de los activistas.
  • Se barajan todas las opciones posibles como respuesta a la protesta, incluyendo la adopción de medidas legales.
Un enorme juego de monopolio improvisado en frente de la Catedral de San Paul en Londres, Reino Unido, que se encuentra al lado de la bolsa de Londres.
Un enorme juego de monopolio improvisado en frente de la Catedral de San Paul en Londres, Reino Unido,  que se encuentra al lado de la bolsa de Londres.
EFE/ANDY RAIN

El canónigo de la catedral de San Pablo, en Londres, dimitió este jueves por discrepancias en la forma de gestionar la protesta de cientos de manifestantes anticapitalismo que llevan trece días acampados a las puertas del templo.

Giles Fraser, número tres en la jerarquía de esa catedral, había mostrado simpatías hacia la causa de los indignados, cuya protesta ha provocado desde el día 21 la suspensión de los servicios religiosos en San Pablo, por primera vez desde 1940.

"Lamento mucho y siento tristeza al renunciar a mi puesto en la catedral de San Pablo", dijo Fraser en la red social Twitter , quien había sido nombrado para el puesto en 2009.

Al parecer su dimisión se vio motivada por las diferencias entre los responsables de la catedral sobre qué medidas adoptar con relación a la acampada de los activistas, en plena City o centro financiero de Londres y a las puertas de San Pablo.

El deán de la catedral, Graeme Knowles, indicó ayer que se estaban barajando todas las opciones posibles como respuesta a la protesta, incluyendo la adopción de medidas legales.

Responsables de la catedral expresaron hoy a los medios su decepción tras la decisión de Fraser, a la espera de tomar una decisión sobre si reabrir o no San Pablo a partir del próximo viernes.

Un portavoz de la catedral de San Pablo anunció hoy que el proceso de nombramiento del sucesor de Fraser comenzará en breve.

La acampada de los indignados londinenses comenzó el pasado 15 de octubre, en coincidencia con la movilización en todo el mundo contra los excesos del sistema financiero, y ha causado un serio quebradero de cabeza a las autoridades británicas y a la Iglesia anglicana.

Ayer el Gobierno británico pidió a los cientos de manifestantes que abandonen la zona mientras la alcaldía de la City anunció que estudiará la adopción de medidas legales para desalojar a los activistas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento