Auschwitz expone el arte póstumo que realizaban a escondidas los prisioneros

  • Burlaban la vigilancia de los nazis para hacer dibujos y pequeñas tallas o escribir cuentos de hadas para sus hijos.
  • 'Arte prohibido. Representar lo inimaginable' se expone en el campo de concentración donde murieron un millón de personas.
  • La exposición irá más tarde a los EE UU.
Una mano anónima bosquejó en una hoja de libreta a los soldados nazis clasificando a los prisioneros a la llegada al campo de concentración
Una mano anónima bosquejó en una hoja de libreta a los soldados nazis clasificando a los prisioneros a la llegada al campo de concentración
Auschwitz Memorial

Un brazalete con tallas sobre la vida en el gueto, un dibujo apresurado que muestra la clasificación de prisioneros a la entrada del campo de la muerte, cuentos escritos para hijos lejanos...

El museo del campo de concentración de Auschwitz expone las piezas de arte cándido realizadas a escondidas en las instalaciones por personas que iban a morir en las cámaras de gas de la instalación más salvaje del genocidio nazi: un millón de muertos.

Prohibidas

Forbidden Art. To capture the unimaginable (Arte prohibido. Representar lo inimaginable) expone una veintena de pìezas artísticas realizadas por los prisioneros de los campos de Auschwitz, Buchenwald y Ravensbrueck, tres de las instalaciones de exterminio diseñadas y gestionadas por los nazis. Las obras fueron ejecutadas a escondidas, ya que todo tipo de expresión creativa estaba prohibida y castigada en los internamientos.

Forbidden Art. To capture the unimaginable está divida en dos partes. En la primera se exponen dibujos y otras expresiones gráficas basadas en la vida diaria de los campos. La segunda está dedicada a formas de evasión de la atroz realidad: caricaturas, álbumes de felicitaciones y pequeños cuentos de hadas que los prisioneros escribían para sus hijos.

Cerca de la cámara de gas

La mayoría de las piezas son gráficas, pero también hay objetos como un brazalete con grabados de escenas del gueto de Łódź. Fue localizado cerca de la cámara de gas número dos poco antes de que el ejército soviético llegase al campo en enero de 1945.

Los organizadores destacan que los autores de las piezas, casi todas anónimas, fueron capaces de resumir "con mínimos medios" el "infierno" de los campos de la muerte.

Más de un millón de personas, en su mayoría judíos, fueron asesinadas en Auschwitz, situado en territrorio de Polonia, entre 1940 y 1945. En Ravensbrueck, en el norte de Alemania, la gran parte de los 130.000 presos eran polacos. Sobrevievieron 32.000. En Buchenwald, en Alemania central, se calcula que murieron unas 56.000 personas.

La exposición estará abierta hasta noviembre. Luego viajará a Washington y Detroit, en los EE UU.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento