Teddy Bautista
Teddy Bautista, en una imagen de archivo. Alberto Martín / EFE

"Sorpresa" en la SGAE. El expresidente de la Sociedad General de Autores y Editores Eduardo 'Teddy' Bautista ha presentado una demanda laboral contra la entidad por considerar que fue objeto en julio de un "despido improcedente", por lo que solicita una indemnización de unos 1.200.000 euros, correspondientes a dos años de su antiguo salario. Fuentes de la SGAE han confirmado a 20minutos.es que se ha presentado esta demanda, la cual "se rechaza de plano".

La SGAE no quiere dar una respuesta oficial sobre este asunto hasta este martes, cuando se reúna por la tarde la junta directiva de la actual comisión gestora que controla la sociedad. "Se tomarán una serie de decisiones sobre este asunto y se darán a conocer en un comunicado por la tarde", comentan desde la entidad.

Se tomarán una serie de decisiones sobre este asunto La denuncia de Teddy Bautista sorprende más aún teniendo en cuenta que el pasado 12 de julio presentó su renuncia "como presidente del consejo de dirección de la SGAE" tras 34 años dentro de la institución. Ganaba 250.000 euros anuales por este cargo más otros 4.000 euros al año aproximadamente como compositor. En su demanda, Bautista se ampararía en que su renuncia habría sido "obligada", por lo que la considera "improcedente".

El portavoz de la actual junta directiva, Sabino Méndez, ha dicho a Efe que es un "contrasentido" que Bautista demande a la SGAE. "En la junta de este martes estudiaremos qué solidez jurídica tiene esa demanda y decidiremos qué iniciativas llevaremos adelante. Lo que puedo adelantar es que nos encontrará enfrente", ha comentado. Méndez ha reconocido que "por cauces extraoficiales" ya le habían llegado rumores de la intención de Bautista de demandar a la SGAE, "aunque siempre pensé -afirma- que lo había dicho en caliente y que no lo llegaría a hacer".

Bautista fue detenido el pasado 1 de julio por la Guardia Civil por su presunta relación con un delito de desvío de fondos en la filial digital de la SGAE, en el marco de una operación abierta por la Audiencia Nacional en la que fueron detenidas otras ocho personas, cuatro de ellas directivos de la entidad. Dos días más tarde fue puesto en libertad sin fianza e imputado por el juez Pablo Ruz en relación con un delito de apropiación indebida "de especial gravedad", otro de administración fraudulenta y un tercero societario. Podría enfrentarse a diez años de prisión. Esta operación se produjo al día siguiente de que la Junta Directiva obtuviera un respaldo mayoritario de los socios de la SGAE en sus elecciones.

Responsabilidades

Hace ahora un mes, la SGAE ya mostró su sorpresa y malestar ante la declaración de Teddy Bautista, recogida en el sumario del denominado 'caso Saga', en la que evadía sus responsabilidades. Además, se desmarcaba del principal imputado en la trama de la SGAE, Rodríguez Neri.